El traslado de pasos al Museo pone oficialmente fin a la Semana Santa de Rioseco

Las hermandades celebraron su misa en recuerdo de los cofrades difuntos y más tarde se trasladaron quince pasos desde las iglesias de Santa María y Santiago hasta el Museo de Semana Santa. 

Era el epílogo a una gran Semana Santa. Domingo de ‘difuntos’ y traslado de pasos desde las iglesias de Santa María y Santiago hasta la de Santa Cruz, sede del Museo de Semana Santa, en Medina de Rioseco. Los conjuntos escultóricos de la Pasión de nuevo en la calle y con un día soleado, a la altura de la Semana Santa que se ha vivido en este 2015.

 

Las cofradías de Cristo de la Paz y Afligidos, Piedad, Santo Sepulcro y Soledad honraban a sus difuntos en Santa María. Una hora más tarde, hacían lo propio las del Cristo de la Clemencia, Oración en el Huerto, Flagelación, Jesús Atado a la Columna, Ecce Homo, Nazareno de Santiago y la Santa Verónica, nazareno de Santa  Cruz, Desnudez, Cristo de la Pasión y Dolorosa.

 

Los sacerdotes recordaban a los cofrades que se dieron cita en los dos principales templos que la parroquia riosecana está en plena Misión y pidieron que se acerquen a la persona de Jesucristo. Más tarde los pasos regresaban a la iglesia de Santa Cruz. Los afortunados que les tocó cargar Jueves y Viernes Santo estaban en sus puestos, aunque el resto de cofrades también pudieron coger un poso. Incluso los más niños y mayores, que no están en edad reglamentaria para sacar el paso, pudieron probar madera.

 

Los pasos de la Semana Santa de Rioseco descansan ya en el Museo de Santa Cruz a la espera de que llegue una nueva primavera, en este caso los días 24 y 25 de marzo de 2016, para que vuelvan a contar en la calle la historia de la Pasión.