El termómetro sigue subiendo, con 30 provincias en alerta y algunas con más de 40 grados

Las temperaturas continuarán subiendo este miércoles en la Península a causa de la ola de calor y se volverán a superar los 40ºC en algunas provincias del centro y sur peninsular.

En alerta amarilla (riesgo) estarán las provincias de Málaga, El Hierro, Fuerteventura, La Gomera, Lanzarote, La Palma, Tenerife, Guadalajara, Ávila, Salamanca, Barcelona, Lleida, Tarragona, Ibiza y Formentera y Mallorca. Además, Girona estará en el mismo nivel de alerta pero por olas.


En cambio, las temperaturas diurnas descenderán en el cantábrico, meseta norte, cuadrante noreste peninsular, Baleares, zona de Levante y extremo occidental de Andalucía. Este descenso será notable en el entorno del valle del Ebro y Valencia. Por otro lado, se esperan pocos cambios en el resto del país, mientras que las nocturnas se encontrarán en descenso en el norte y noreste de la península.

Además, la AEMET ha emitido un aviso especial a consecuencia de la ola de calor, la segunda de este verano, que tuvo comienzo el pasado domingo 5 de julio y durará, al menos, hasta el martes 14 de julio. La persistencia de las altas temperaturas en la Península se deberá al establecerse una situación de mayor estabilidad atmosférica a partir de este miércoles.

Las temperaturas más elevadas se esperan en la zona centro y en el cuadrante suroeste peninsulares (especialmente en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir) y también algunos de los días en la cuenca del Ebro, donde los valores podrán superar los 40ºC. En el resto de las zonas interiores las máximas podrán superar los 35ºC, mientras que las zonas costeras peninsulares verán aliviadas sus temperaturas máximas por las brisas. Las mínimas también se mantendrán, en general, por encima de los 20ºC, pudiendo superar los 25ºC, especialmente en zonas del valle del Guadalquivir y zona centro peninsular.


Con respecto a los próximos días, seguirá habiendo probabilidad alta de que predominen los cielos poco nubosos o despejados en la mayor parte de la Península y en Baleares, al menos hasta mediados de la semana próxima. Únicamente en las comunidades cantábricas y en las zonas litorales de Galicia puede haber periodos con cielos nubosos y algunas lluvias débiles.

Asimismo, se espera que de viernes a domingo las temperaturas máximas se moderen ligeramente para volver a registros altos a partir del lunes 12. También se espera una corta pero notable subida de temperaturas el viernes en el Cantábrico oriental y alto Ebro que se revertiría el sábado.