El tenis de mesa llena el Pabellón Pisuerga de color

Un momento del torneo de tenis de mesa en el Pabellón Pisuerga. TRIBUNA

El Polideportivo acogió este viernes la primera jornada del Torneo Estatal, que en su primer día acogió a 300 jugadores para disputar 450 partidos.

Las raquetas de 300 jugadores llenaron de luz y color el Polideportivo Pisuerga de Valladolid, que acogía este viernes la primera jornada del Torneo Estatal de Tenis de Mesa. En una apasionante tarde deportiva, las categorías benjamín, infantil y juvenil demostraron que la mesa del futuro está servida en cantidad y calidad.

 

La jornada dejó para la afición que se reunió en Pisuerga, 450 apasionantes partidos en los que los jóvenes jugadores rindieron al nivel de los mayores. Las ganas que los protagonistas de la jornada pusieron en cada bola en juego no era de extrañar; en juego estaba un puesto en la fase final del Estatal, que comenzará el sábado por la tarde y que se completará durante la mañana del domingo.

 

Sólo los tres primeros de cada grupo clasificatorio pasarán a la ronda final, una cita para los mejores jugadores de España, que dieron una lección de coraje y deportividad. Este sábado entran en liza las categorías sénior, sub 23, absolutos, veteranos y discapacitados pie y silla para alimentar aún más el espectáculo que albergará Pisuerga hasta el próximo domingo.

 

En total la ciudad vibrará con más de 2.000 partidos protagonizados por los casi 700 participantes que pasarán por las mesas de juego instaladas en el polideportivo vallisoletano.

 

El presidente de la Federación de Tenis de Mesa de Castilla y León, José Luis Bermejo, celebró el buen ambiente que reinó en la primera jornada del Torneo Estatal de Tenis de Mesa. “El balance es muy positivo. Llena de ilusión la gran participación en este Torneo en el que ha destacado la deportividad y el mérito del Comité de Árbitros”, declara.

 

En un primer día de competición en el que los más jóvenes fueron los protagonistas, Bermejo destaca lo que representa “un despertar. Es una muestra de que hay savia nueva y que la gente ama el tenis de mesa. Se ve que hay una cultura de enseñanza deportiva en los clubes y ahí está reflejado que las subvenciones a este deporte sirven para algo”, asegura.