El tasazo del agua, las piscinas y el IBI protagonizan la escalada de tributos en Laguna

La Asociación Vecinal La Calle, de Laguna de Duero, miembro de la Federación Provincial de
Asociaciones de vecinos y Consumidores Antonio Machado, ha registrado seis alegaciones a las ordenanzas fiscales para 2016 que regulan los tributos en Laguna a favor de una mayor progresividad y justicia fiscal con los vecinos del municipio.

Según este colectivo, "en la tasa de agua se sigue manteniendo la misma fiscalidad regresiva y confiscatoria de la legislatura anterior. El cambio de recaudación cuatrimestral a trimestral sigue premiando a los que más consumen y desperdician, no bonifican los bajos consumos y cargan los mayores costes al tramo medio de 40m3 donde está la mayoría de la población. No han variado los informes de la legislatura anterior basada en un estudio de 2011 (con datos de 2009 y 2010 para establecer las cuotas de 2012)".

 

Añade la Asociación La Calle en un escrito dirigido a este periódico, que el Ayuntamiento pretende "recaudar entre 1,9 y 2,1 millones de euros, quizá para costear los 577.155 euros por depurar previstos en el informe para 2012, para pagar a Valladolid y la multa pendiente de abonar por vertido de agua contaminada al Duero hasta octubre. Pronto se ha olvidado el nuevo alcalde de Independientes por Laguna de la progresividad del agua y también el PSOE que lo reclamaba como oposición y desde la plataforma contra la privatización del agua. Proponemos, revertir a los tramos de consumo de 2011 para cumplir con la Directiva Europea Marco del Agua. Además reclamamos que los cánones fijos se mantengan en los términos actuales única y exclusivamente para viviendas cuyo consumo sea nulo".

 

De igual forma piden que "en la facturación trimestral, se apliquen bloques en los consumos de agua potable, alcantarillado y depuración (hasta 40m3, de 41 a 60m3 y más de 60m3). De esa forma en alcantarillado y depuración, alegamos que se apliquen los costes por m3 proporcionales al de los bloques del consumo de agua".

 

La Asociación La Calle hace referencia a los precios de las piscinas. "El Ayuntamiento ha decidido incrementar el precio. Subidas del 10% al 21,6% para los abonos. Mientras se mantienen la gratuidad para la Corporación Municipal y familias que se imputa a los usuarios y no a los impuestos. No tienen en cuenta variación anual 2015 del IPC ha sido del -0,3%. La piscina pública da acceso a la práctica deportiva y al ocio a toda la población, haciéndolo accesible a aquellos que tienen menos recursos, ya que quienes tienen elevados niveles de renta tienen más fácil acceso a la oferta existente (piscina privada o Club Torrelago). En 2013 y 2014 bajó al asistencia ante la subida de precio y con ello la recaudación. Nuestras alegaciones proponen precios más asequibles. A partir de tres miembros el abono familiar válido para todos los integrantes de la unidad familiar y bajar de 124 a 96 euros. El precio de abono individual a 37 euros y una medida nueva establecer bonos por un número de baños (de 10 a 20 baños) para que los vecinos pueden disfrutar de las piscinas durante el periodo empleado. También proponemos entradas individuales más baratas similares a Tudela o Medina del Campo para bajar de 6 a 4,7 euros festivos y laborables bajar de 5 a 3,80 euros. Las piscinas no son deficitarias y en la documentación oficial no se cuentan ciertos ingresos y se imputan gastos que ya están contemplados en otras tasas como el agua".

 

"Entre 2010 y 2015, hemos sufrido una subida desproporcionada del recibo del IBI del 50%. Las subidas para 2016 si no se modifican oscilaran entre el 18% y el 23%. Según la liquidación 2014 por IBI urbana se recaudaron en neto 3.550.249,67 euros y por tasa de basuras (retasa) 542.552,30 euros, lo que sumadas ambas dan un resultado de 4.092.801,97 euros. En el informe económico para la modificación de ordenanzas fiscales, se afirma que “stableciendo el gravamen IBI URBANA en 0,5405 permitiría el cobro de la tasa descontando costes indirectos y que supondría el cobro del padrón en 4.473.000 euros. Por ello se ha sumado más del medio millón de euros, es decir 922.750 euros de incremento
de recaudación y sin descontar esos costes indirectos, por lo que suponen prácticamente más de dos tasas de basuras. Es surrealista que se vuelva incorporar sin haber modificado la subida de 1996". 

 

"Por ese camino dentro de algunos años pagaremos tres tasas de basuras junto con el IBI. Otras tasas impuestos que alegamos son el denominado Impuesto de Vehículos para promover el uso de vehículos ambientalmente sostenibles como el eléctrico o híbrido. Igualmente el Impuesto de incremento de valor de terrenos urbanos, donde es inadmisible la bonificación por tener una tercera vivienda, y la tasa por expedición de documentos que cobra por simples fotocopias de expedientes públicos a 20 céntimos cada una, ya que no están visibles a través de la web municipal y debieran publicarse por transparencia hacia los vecinos".