'El Sueño de Morfeo' se despierta en la pesadilla del penúltimo puesto con 8 votos

España únicamente ha recibido ocho votos en el festival de Eurovisión celebrado en Suecia (seis de Albania y dos de Italia) y tan solo ha superado a Irlanda, última con cinco votos.

El Sueño de Morfeo se ha clasificado en la penúltima posición en el festival de Eurovisión celebrado en el Malmo Arena de Suecia, con un total de ocho votos recibidos, donde finalmente se ha impuesto la artista danesa  Emmelie de Forest con la canción 'Only Teardrops'.

  

España únicamente ha recibido ocho votos (seis de Albania y dos de Italia) y tan solo ha superado a Irlanda, con cinco votos. En esta ocasión, se ha echado de menos el apoyo de Portugal, quien anunció el pasado mes de septiembre que no tomaría parte en el festival por primera después de 46 participaciones.

  

Atendiendo al orden de actuación, el Sueño de Morfeo partía ya con pocas probabilidades de triunfo, ya que se disponía a salir en quinta posición -una posición inusual entre los anteriores ganadores-, después de la intérprete finesa, que ha levantado polémica por su actuación con un beso lésbico como cierre.

  

Con un vestido amarillo de gasa con joyas y los pies descalzos, Raquel del Rosario y su grupo han salido a las 21.30 horas entre los aplausos del público, para interpretar 'Contigo hasta el final'. La actuación, que ha durado 3 minutos aproximadamente, ha contado con un gaitero, humo, fuegos artificiales e incluso lámparas elevadas.

  

Este puesto empeora la clasificación obtenida por España en el pasado certamen, en el que acabó en el 'top ten' gracias al tema 'Quédate conmigo', interpretado por Pastora Soler.

  

El ganador ha sido Dinamarca, por delante de Azerbayán y de Ucrania. La mítica cantante británica Bonnie Tyler, una de las favoritas de este año y número uno de las listas de los 80, finalmente tampoco ha entrado en los tres primeros puestos de cabeza con su tema 'Believe in me'.

  

La ciudad de Malmö, la tercera más importante de Suecia, se había impuesto a la capital, Estocolmo, para celebrar el certamen. El estadio que ha albergado las tres galas, el Malmö Arena, cuenta con 15.500 localidades y la ciudad, con un total de 664.000 habitantes, ya fue sede de Eurovisión en el año 1992 tras la victoria de Carola en Roma.

Noticias relacionadas