El sueldo de los empleados públicos regionales subirá un 1% y aumentan las inversiones

Empleado público

En la clasificación del gasto de los Presupuestos de Castilla y León, el capítulo de personal consume 3.575 millones. Subirá un 1% las retribuciones, se abonará parte de la extra de 2012 y se ampliará la oferta de empleo en servicios esenciales.  

La clasificación económica del gasto revela que el capítulo 1 o de personal consume 3.575 millones de euros, el 1,97 % más, cifra que en un 86,3 % corresponde a las tres consejerías sociales.

 

Permitirá subir el 1 % las retribuciones de los empleados del sector público autonómico y abonar una parte de la paga extra del mes de diciembre de 2012, además de ampliar la oferta de empleo para los colectivos vinculados a los servicios esenciales (sanitarios, docentes, personal dedicado a la lucha contra el fraude, etc.), que tienen autorizada una tasa de reposición del 100 % para 2016 frente al 50 % que será de aplicación al resto.

 

El capítulo 2 o de gastos corrientes recibe 1.321,8 millones, el 0,28 % más, de los que 1.240,5 (el 94,3 % del total) se emplea en el funcionamiento ordinario de hospitales, centros de salud, colegios, transporte escolar y centros de mayores, entre otros servicios sociales. Frente a esto, las seis consejerías que no realizan actividades de este tipo únicamente tendrán 75 millones para su trabajo diario.

 

Los gastos financieros figuran en el capítulo 3, por un importe de 330,2 millones de euros, de los que 323,4 (el 98 %) se dedican a pagar los intereses de la deuda pública, mientras que el resto va a abonar los derivados de los préstamos de apoyo a las empresas.

 

El capítulo 4 o de transferencias corrientes contempla 2.549,8 millones de euros, el 2,3 % más. Descontando la PAC, casi el 96 % de ese gasto será gestionado por las consejerías de Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades para sufragar aspectos como la factura farmacéutica, la dependencia, la Renta Garantizada, los programas de gratuidad de libros, los conciertos educativos, las universidades públicas y otras prestaciones sociales.

 

Al igual que en 2015 el 4 % restante financiará competencias transferidas a las corporaciones locales, pagos de la autovía Valladolid-Segovia, ayudas al empleo y la vivienda y la liquidación de las subvenciones asociadas a la celebración de las elecciones autonómicas.

 

Las operaciones de capital (capítulos 6 y 7) crecen por tercer año consecutivo, el 2,93 %; básicamente porque las inversiones remontan el 4,58 %. Junto con las transferencias de capital suman 1.132,2 millones de euros, de los que el 83 % será gestionado por las consejerías de Agricultura y Ganadería y Fomento y Medio Ambiente. También es reseñable el esfuerzo en inversiones sociales: suben el 7,7 % y servirán para mejorar hospitales y centros educativos.

 

El Proyecto de Presupuestos se completa con las operaciones financieras. El capítulo 8, con 61,9 millones de euros, incluye 59,2 millones en préstamos reintegrables y otros apoyos para empresas que deseen efectuar inversiones en materia de innovación e internacionalización, así como para solucionar problemas de liquidez. Por su parte el capítulo 9 aglutina las operaciones de amortización de la deuda pública que vence en 2016, cifrada en 871,8 millones de euros de los que 817,3 tienen un efecto neutro, porque simultáneamente se amortizan y reponen.

 

Para finalizar y en lo que resta de la clasificación orgánica del gasto, conviene destacar que la Consejería de Cultura y Turismo crece el 3,86 %, porcentaje que encierra incrementos mayores en políticas como las de promoción, fomento y apoyo al patrimonio histórico –que aumenta el 15,8 %– y el respaldo a la actividad deportiva, que sube el 8,9 %.