El subdelegado del Gobierno dice que aunque la fallecida de Medina hubiera denunciado, el resultado habría sido "irreversible"

El subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo.

José Antonio Martínez Bermejo, considera que "por desgracia" y por la información con la que cuenta, aunque la fallecida en Medina del Campo María Henar G.L. hubiera denunciado a su agresor, el resultado "fatal" era "bastante irreversible" dada la "actuación fuera de cualquier reacción lógica" de su presunto asesino, Pedro Pablo O.T.

   

Bermejo, tras presidir la Junta de Seguridad para el Día de la Comunidad, se ha expresado así tras confirmar que hay en marcha una investigación interna iniciada por la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León para conocer lo ocurrido días antes del suceso, el 26 de marzo, dado que acudió a Comisaría junto a su madre pero no llegó a presentar denuncia contra su expareja.

 

"Con denuncia o sin ella", ha asegurado el subdelegado, el "resultado fatal era bastante irreversible" y probablemente hubiera actuado igual su presunto asesino, quien está "donde merece", en prisión.

 

El subdelegado del Gobierno ha incidido en que es aún "pronto" para hacer un balance del proceso de investigación y ha abogado por esperar a las conclusiones cuando finalice.

 

Además, ha señalado que María Henar G.L, a la que ha expresado su "máximo respeto", "conocía bien el proceso" y "si hubiera querido poner una denuncia lo podría haber hecho".

 

INFORMACIÓN DE LA POLICÍA

 

En este sentido, ha aclarado que los agentes de Policía informan de la "viabilidad" de las actuaciones y ha señalado que los funcionarios, ante una persona que considera que sufre agresión o acoso por cualquier persona, intentan, "si realmente está en esa situación", que se denuncie, pero en cualquier caso ha señalado que es "un planteamiento personal y voluntario".

 

Por otro lado, ha precisado que si se tiene conocimiento de una agresión "real", un profesional puede interponer denuncia de oficio, por ejemplo, en caso de que una víctima acuda a un centro de salud y tenga muestras físicas de ello puede ejercer la denuncia un sanitario o profesional de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero en este caso no existía esta circunstancia o no se tenía constancia de ello.

 

María Henar G.L. falleció en un centro hospitalario el día 27 de marzo después de que el día anterior recibiera un disparo en el Parque Aguacaballos de Medina del Campo, presuntamente por parte de Pedro Pablo O.T, quien se encuentra en prisión.