El Sindicato de Circulación Ferroviario convoca paros por incumplimiento de Adif en los acuerdos de movilidad

El Sindicato de Circulación Ferroviario (SCF) ha convocado paros parciales los días 16, 17 y 18 de diciembre por incumplimiento de los acuerdos en materia de movilidad, formalizados entre Empresa y Comité General de Empresa en el año 2011

Este sindicato recuerda que en Julio de 2011, Adif y su Comité General de Empresa acordaron ejecutar un proyecto de movilidad geográfica y funcional destinado a varias categorías funcionales relacionadas con la seguridad y control del tráfico ferroviario. El proceso inició su andadura pocos días después, siguiendo las pautas acordadas.

 

Sin embargo, según señalan dicho proceso fue paralizado por Adif "de forma unilateral sin justificación alguna". Los sindicatos que constituyen el  Comité General de Empresa han reclamado con insistencia que se cumpliera en todos sus términos lo pactado.
 

Indican que en fechas recientes la empresa ha intentado modificar el acuerdo de 2011, imponiendo un sistema que "supone, entre otras cosas, discriminación por trato desigual a las categorías que debían haber participado en la convocatoria suspendida, desequilibrios organizativos, e incluso (a nuestro entender) menoscabo en la calidad del servicio, dado que el nuevo proyecto de la empresa implica de hecho que en nuestra profesión los requerimientos formativos y la experiencia pasen a tener una importancia marginal".
 

Por ello, el Sindicato de Circulación Ferroviario (SCF) convoca paros parciales en los siguientes días y horas:
 
  • Desde las 09,00 horas hasta las 11,00 horas del día 16 de diciembre de 2013.
  • Desde las 00,00 horas hasta las 04.00 horas del día 17 de diciembre de 2013.
  • Desde las 09.00 horas hasta las 11.00 horas del día 17 de diciembre de 2013.
  • Desde las 00.00 horas hasta las 04.00 horas del día 18 de diciembre de 2013.

La organización ha elegido las horas y días señalados tratando de conseguir que el ejercicio del legítimo derecho a la huelga suponga el menor trastorno posible a los usuarios del ferrocarril.