El sindicato CSI-F pide poner fin a las tasas de reposición tras el problema con las plazas de bombero

El sindicato ha asegurado que estas limitaciones "causan perjuicios a la calidad de los servicios públicos", puesto que, según han criticado, carecen del "personal necesario".

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) de Castilla y León ha urgido al Gobierno que ponga fin a las "limitaciones de las tasas de reposición" de las plantillas de las administraciones, tras conocerse la anulación de la convocatoria de ocho plazas de bomberos en el Ayuntamiento de Valladolid.

 

El sindicato ha asegurado que estas limitaciones "causan perjuicios a la calidad de los servicios públicos", puesto que, según han criticado, carecen del "personal necesario", lo que implica un "riesgo importante para la seguridad ciudadana", como ocurre "con los servicios de extinción de incendios", según ha informado el CSI-F en un comunicado recogido por Europa Press.

 

El presidente autonómico de CSI-F, Carlos Hernando, ha señalado que se repite, así, el caso de "la polémica anulación de las oposiciones de enfermería". Pues de nuevo el Gobierno ha anulado unas oposiciones por haberse caducado el plazo improrrogable de tres años, conforme al Estatuto Básico del Empleado Público, esta vez convocadas por el Ayuntamiento de Valladolid y publicadas el pasado 26 de octubre en el Boletín Oficial de la Provincia.

 

CSI-F Castilla y León ha lamentado este "nuevo mazazo" contra la "recuperación de empleo público" y ha instado a las administraciones y responsables políticos a que "tomen soluciones urgentes", para que este tipo de situaciones "no se repitan".

 

Además, han añadido que "han jugado con las expectativas profesionales de muchas personas y familias", y han recordado que los servicios públicos "requieren de un personal que se ha reducido durante los años de crisis", pero que "se necesitan para poder dar la atención que los ciudadanos".

 

LOS BOMBEROS DE VALLADOLID

 

En el caso del servicio de extinción de incendios del Ayuntamiento de Valladolid, CSI-F ha subrayado que la plantilla de bomberos es "de apenas 160", cuando hace 10 años estaba en "más de 190", cuando la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) prevé 200 efectivos.

 

El sindicato ha alertado también de que la edad media de los bomberos de Valladolid es de "más de 49 años", y ha demandado una "renovación generacional" para garantizar la "eficiencia del servicio", con la combinación de "la experiencia y de la juventud del personal".

 

Asimismo, CSI-F ha recalcado que la falta de bomberos "obliga a hacer más horas extras", lo que sale "más caro" al Ayuntamiento, por lo que ha concluido que es "más ventajoso ampliar la plantilla y crear empleo", que "pagar horas extras".