El Sevilla le roba medio liderato al FC Barcelona

El equipo de Luis Enrique vencía 0 - 2 en el minuto 31 y Gameiro empató el choque en el 84.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

SEVILLA FC: Rico; Coke, Pareja, Carriço, Trémoulinas; Banega, Krychowiak; Aleix Vidal, Iborra (M'Bia, min.70), Vitolo (Reyes, min.70) y Bacca (Gameiro, min.75).

  

FC BARCELONA: Bravo, Alves, Piqué, Mathieu, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta (Pedro, min.86); Messi, Suárez y Neymar (Xavi, min.74).

 

GOLES: 

   0 - 1, min.14, Messi.

   0 - 2, min.31, Neymar.

   1 - 2, min.38, Banega.

   2 - 2, min.84, Gamerio.

 

ÁRBITRO: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a Krychowiak (min.29), Iborra (min.46), Banega (min.57), Reyes (min.78) y M'Bia (min.82) por parte del Sevilla. Y a Busquets (min.61) y Piqué (min.62) en el Barcelona.

 

ESTADIO: Ramón Sánchez Pizjuán.

El FC Barcelona se dejó dos puntos (2-2) en el fortín del Sevilla con lo que ve recortada su renta en lo alto de la tabla a falta de siete jornadas para el final de la Liga BBVA, un choque en el cual el líder se puso 0-2 pero no supo hacer frente a la reacción del conjunto del Sánchez Pizjuán, que aviva la competición y se aferra a sus opciones de 'Champions'.

 

Con la victoria del Real Madrid horas antes ante el Eibar (3-0), la diferencia entre primero y segundo se queda en dos puntos. La visita a la capital andaluza estaba señalada en el calendario y con razón. 34 partidos invicto sumó en su casa el Sevilla este sábado a pesar de una gran primera mitad de los visitantes. Los de Unai Emery alargaron su racha como local para seguir creyendo en la Liga de Campeones, ahora empatados con el Valencia aunque con un partido más.

 

La salida fue inmejorable en el Barça. Con Messi y Neymar destacados, los de Luis Enrique se pusieron 0-2 a la media hora. El ogro, dormido, no tardó en despertar y antes del descanso recortaron distancias con un disparo de Banega y un error de Bravo que dio vida a los suyos. Después de tener el partido en su mano, el Barça se vio contra las cuerdas en la segunda mitad, donde especuló en exceso y recibió el castigo del empate ante un gran Sevilla.

 

El líder, con equipo de gala con la vuelta de Alba y la presencia de Iniesta y el ex sevillista Rakitic en el centro, saltó al césped andaluz sin vacilar. Con Messi en su línea este año y Neymar, que no fue titular ante el Almería, con ganas de mostrar su mejor versión. Así, el Sevilla reculó en exceso y los de Luis Enrique gozaron de espacios para generar problemas. Además la posesión fue culé y los de Unai Emery, que tuvieron la primera eso sí a los pocos segundos, no encontraron el robo ni la salida con velocidad.

 

La paciencia azulgrana encontró al argentino a los quince minutos. El '10', del mismo modo que abrió la lata ante el Almería hace tres días, golpeó con rosca con su zurda y desde el pico del área para poner el 0-1. El choque se jugaba en campo del Sevilla y los locales, anulados en el centro del campo, seguían sin encontrar tampoco la velocidad de Aleix Vidal o Vitolo.

 

Sin noticias de la máquina de sumar en casa, el Barça se puso 0-2 arriba gracias a un gran tanto de falta de Neymar a la media hora de encuentro. El tanto del brasileño, que no veía puerta en Liga desde la jornada 23, confirmaba la superioridad visitante y la buena puesta en escena de los catalanes tanto a nivel individual como colectivo. Sin embargo, el Sevilla se dio por aludido.

 

BANEGA DESPIERTA AL SEVILLA

  

Los de Emery se fueron arriba, al menos en intensidad ante un rival superior, y pronto encontraron botín aunque con la colaboración de Bravo. Banega probó suerte con un disparo lejano y el chileno no acertó a despejar el balón. El tanto despertó al Pizjuán y el Barça comenzó a pensar en el descanso ante un rival que recordaba sus merecidos galones gracias a su público.

  

En la segunda mitad, el líder buscó dominar el ritmo del partido e impedir las subidas de tono de un Sevilla con mucha fe y mucho peligro. Sin embargo, poco a poco el cuadro local fue comiendo terreno a un Barça de más a menos. Y es que los de Emery comenzaron a llegar con mayor asiduidad a pesar de que el Barça tuvo la primera tras el descanso, en una pared entre Iniesta y Suárez que ninguno de los dos logró a culminar.

  

Ante las llegadas locales y sin lograr la sentencia con Messi más desconectado y Suárez sin puntería, el Barcelona buscó maniatar a su rival a base de dejarles sin balón. A pesar de la entrada de Xavi, en el bando contrario Emery quemó naves refrescando el centro y el ataque, los de Luis Enrique no tuvieron el control, encomendados a otro gran partido de Piqué y Mathieu. Por momentos así pareció, hasta que el catalán cometió quizá el primer error de los últimos meses.

  

El central internacional español erró en la salida del balón y luego no acertó a tapar a un Gameiro que firmó el empate a pase de la muerte de Vidal. Se le escapó el colchón en el último suspiro al líder, un Barça que topó con el Pizjuán tras 10 victorias seguidas a domicilio. Por si había alguna duda, con dos puntos de diferencia entre Madrid y Barça, claramente hay Liga con siete jornadas por delante.