El Sequillo obliga a cortar una carretera e inunda el patio del colegio de San Pedro de Latarce

Ver album

El agua saltó de su cauce y ha obligado a cortar la carretera de Villanueva de los Caballeros VP-5607, entre los kilómetros 5 y 7.

El Sequillo se ha hartado de su nombre y se ha rebelado. Tras las intensas lluvias caídas en los últimos días su nivel ha aumentado hasta dos metros por encima de lo habitual. En Medina de Rioseco, por ejemplo, a las tres de la tarde el caudal superaba los 25 metros cúbicos por segundo, aunque ha llegado a alcanzar los 31, por encima del nivel de alerta que se sitúa en los 23,5. La tendencia a estas horas es que vaya disminuyendo.

 

Donde se han llevado la peor parte ha sido en localidades también bañadas por el Sequillo como San Pedro de Latarce y Villanueva de los Caballeros. En San Pedro, el Sequillo saltó sus riberas y llegó a anegar el patio del Colegio Agrupado de la localidad, para sorpresa de profesores y alumnos.

 

Uno de los testigos nos relata que los bomberos se personaron en el lugar de los hechos para tratar de evacuar todo el agua acumulada.  Asimismo, se ha trasladado todo el material educativo a las plantas superiores del edificio por precaución, aunque por el momento no hay que lamentar ningún daño.

 

En el término de Villanueva de los Caballeros, el río también ha saltado su cauce y ha inundado las tierras adyacentes cortando la carretera VP-5607, entre los kilómetros 5 y 7, prácticamente junto al cruce con la VA-505. Operarios del servicio de carreteras han cortado la vía para evitar posibles accidentes. “Hasta que no remita todo el agua de la calzada no se procederá a a su apertura, pues de noche puede ser peligroso para los vehículos”, explicaba.

 

En otros lugares como Tamariz y Villabrágima el río también se ha desbordado en algunos puntos anegando las tierras ribereñas.