El Sepla demanda a Iberia ante la AN por aplicar el acuerdo de mediación a los pilotos

Pilotos De Iberia

Al recorte salarial del 14% al colectivo se sumará otro 4%, como a TCP y personal de tierra.

El sindicato de pilotos en Iberia ha denunciado a la compañía ante la Audiencia Nacional (AN) por aplicar al colectivo el acuerdo de mediación, firmado el pasado 13 de marzo entre la compañía y los sindicatos representativos del 93% de la plantilla, pese a ser el único colectivo que no se sumó al acuerdo.


En la demanda, que fue presentada el pasado viernes, el Sepla argumenta que la aplicación a los pilotos del acuerdo, fruto del proceso de mediación arbitrado por el catedrático Gregorio Tudela, es "ilegal", ya que considera que no puede imponerse a un colectivo que no lo ha firmado cuando existe un laudo en vigor, que fija con escalafón único.

La denuncia llega después de que los sindicatos representantes de los tripulantes de cabina (TCP) en Iberia, CTA-Vuelo, Sictpla, UGT-Vuelo y CC.OO, al que se sumó UGT TCM de 'handling', aseguraran que "el único camino" que les ha dejado la compañía es "el del conflicto", tras cerrar sin acuerdo la negociación sobre medidas de productividad, que implica un recorte adicional del 4% en su salario.

Fuentes del Sepla explicaron a Europa Press que la compañía ya aplica desde marzo un recorte salarial del 14%, tal y como establecía Tudela en la mediación, y que a este ajuste se sumará un 4% adicional para mejorar la productividad.

Según Tudela, la dirección de Iberia y los tres colectivos disponían de un mes para negociar medidas de productividad --plazo que finalizó el 13 de marzo-- y, en caso de no llegar a un acuerdo, se establecía incrementar en cuatro puntos porcentuales la reducción salarial planteada, un 7% para el personal de tierra y del 14% para TCP y pilotos.

La compañía cerró sin acuerdos la negociación con el personal de tierra y con los TCP, pero las conversaciones con el Sepla no se iniciaron ante el rechazo de los pilotos a sumarse al acuerdo. El sindicato argumenta que existe un laudo en vigor que la aerolínea cumple solo en algunos aspectos.

El laudo de obligado cumplimiento en vigor, recurrido por la compañía y pendiente de la decisión del Tribunal Supremo (TS), fijó un escalafón único para los pilotos de Iberia y de su filial Express, con lo que ante una salida de personal los primeros afectados corresponderían a la 'low cost'.

Ere diferenciado

Por otro lado, el acuerdo de mediación contempla la prórroga del ERE en vigor hasta 2015, con 3.141 despidos. El grueso del ajuste recaerá en el personal de tierra (2.256 empleados), al que le seguirán los tripulantes de cabina (TCP), con 627 despidos, y los pilotos, con 258 efectivos.

"El ERE que se propone a los pilotos no recoge ninguna de las medidas paliativas que tienen el resto de colectivos, principalmente las bajas incentivadas, la recolocación diferida, y un programa de formación efectiva para la recolocación. A los pilotos se les ha negado estas medidas paliativas que sí se han establecido para el resto de la plantilla", recuerdan las mismas fuentes, que explican que al menos 160 de las salidas podrían ser voluntarias.

Las indemnizaciones para el caso de los pilotos son inferiores al resto de los empleados de la empresa, de 15,7 días por año trabajado frente a los 35 días por año, explicaron las mismas fuentes. Además, el ERE para los pilotos será obligatorio para los trabajadores mayores de 60 años.

Reunión con el nuevo consejero delegado

Mientras tanto, el jefe sindical del Sepla, Justo Peral, ya ha mantenido su primer encuentro con el consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, informaron desde el Sepla.

En el encuentro, en el que se abordaron temas que preocupan al colectivo como el desarrollo de Iberia Express, la necesidad de que se active la comisión de seguimiento del laudo, el plan de futuro de la compañía, que vienen reclamando desde hace meses, así como la compra de aviones de IAG para la británica.

Tras la reunión, se prevén que el sindicato de pilotos Sepla y la dirección de Iberia retomen los contactos y se fije un calendario de reuniones para iniciar la negociación sobre productividad pendiente.