El sector vitivinícola de Valladolid recibe formación en prevención de riesgos laborales

El delegado territorial de la Junta en la provincia, Pablo Trillo, ha clausurado este jueves la jornada 'Prevención de riesgos laborales en la elaboración de vinos: contexto actual y novedades preventivas'.

El sector vitivinícola de Valladolid ha recibido formación en prevención de riesgos laborales en una jornada organizada por la Consejería de Economía y Empleo a través de la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales.

 

El delegado territorial de la Junta en la provincia, Pablo Trillo, ha clausurado este jueves la jornada 'Prevención de riesgos laborales en la elaboración de vinos: contexto actual y novedades preventivas', con el objetivo de tratar diversos aspectos de prevención y difundir y mejorar la cultura preventiva en este sector en auge.

 

Según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación, las jornadas han tratado de promover una gestión responsable de la prevención de riesgos laborales, con énfasis en el factor humano, el trabajador, y "la importancia de su seguridad y bienestar".

 

La Oficina Territorial de Trabajo de Valladolid, a través de la Unidad de Seguridad y Salud Laboral, ha sido la encargada de diseñar una sesión dirigida tanto a los responsables de las empresas vitivinícolas, técnicos de prevención y delegados de prevención, como a todos aquellos interesados en la prevención de riesgos laborales en el sector vitivinícola.

 

En las sesiones de trabajo de la jornada, inaugurada por el director general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Carlos Díez, se ha analizado la situación del sector en la provincia, y algunos riesgos y soluciones en los procesos de producción y elaboración del vino. Se completa con ello la campaña que la Consejería de Economía y Empleo ha desarrollado en fechas recientes en el sector de elaboración de bebidas alcohólicas, que principalmente afectaba a la actividad bodeguera.

 

La campaña se ha extendido a empresas bodegueras dentro y fuera de las cinco denominaciones de origen presentes en la provincia de Valladolid, como son Ribera del Duero, Toro, Rueda, Cigales y Tierras de León.

 

Entre sus objetivos, enmarcados en el general de reducción de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales en las empresas del sector, también se perseguían otros como la revisión del sistema de gestión preventiva, la aplicación efectiva de la normativa sobre agentes químicos, los espacios confinados y las medidas a adoptar frente a instalaciones y máquinas.