El sector turístico solicita mayor "complicidad institucional" y una menor presión fiscal

Reclama una mayor financiación para reconvertir destinos maduros y promoción frente a mercados emergentes



MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El sector turístico español considera imprescindible una mayor "complicidad institucional" para situar el turismo como un verdadero objetivo de Estado y para ello solicitan un mayor impulso de la financiación, una menor presión fiscal, y una mayor colaboración público-privada que permitiría realizar una mejor promoción frente a destinos de mercados emergentes que en los próximos años se convertirán en clave para el sector.

Importantes líderes del sector turístico español se han reunido este jueves en Madrid en la inauguración de la exposición temporal 'Turismo y Arte' en la Casa de la Moneda en la celebración de los 25 años del Grupo Nexo para intentar dar respuesta al presente y al futuro de un sector que se considera motor insustituible de la economía nacional.

Todos ellos coincidieron en destacar la importancia de la "complicidad institucional" para la evolución futura del sector y solicitaron que se dote de los medios necesarios para su desarrollo.

"No podemos competir con vecinos mediterráneos con costes menores. Solo podemos competir si ofrecemos un producto con mayor valor añadido, más sofisticado", aseguró el presidente de la Mesa del Turismo, Abel Matutes.

Para ello, recordó la necesidad de rehabilitar los destinos maduros en decadencia, no solo atendiendo a la demanda cambiante sino siendo proactivo. A este respecto el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turisticos (CEHAT) afirmó que esta reconversión servirá para hacer a los destinos españoles "más competitivos".

"La conjunción de la participación público-privada es fundamental sobre todo en temas como la innovación. Hay que tener claro que sin innovación e investigación es difícil hablar de competitividad", aseguró.

Un ejemplo puesto por varios de los participantes en el foro ha sido el de la ciudad de Barcelona como modelo de colaboración público-privada que ha permitido un importante desarrollo turístico y económico de la ciudad frente a otros destinos importantes como Madrid que reduce de forma continua el número de sus visitantes.

A este respecto el presidente del Consejo de Turismo de la CEOE, Joan Gaspart, se ha ofrecido a la alcaldía de Madrid y al presidente de la Cámara de Comercio para explicar este modelo de éxito y que se extienda por las principales ciudades españolas.

CONCENTRACIÓN EN DESTINOS EMERGENTES.

Todos los participantes en el Foro insistieron en la importancia de la promoción conjunta de destinos y en la necesidad de concentrar esfuerzos en mercados emergentes como el ruso y el asiático frente a otros tradicionales europeos.

"Es hora de que el Gobierno y todas las Administraciones se sienten juntos para velar por este sector clave económico", afirmó el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Rafael Gallego, quien reclamó para el sector el mismo nivel de ayudas que reciben otros como el del automóvil en España.

Los principales actores del sector turístico nacional coincidieron en destacar la importancia del turismo para las economías nacionales, tanto de los países más ricos como de los más pobres "Una ciudad que no tenga una actividad turística importante es una ciudad en decadencia", aseguró el presidente de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), Amancio López.

Desde el sector se insta al Ejecutivo a promover diversas fórmulas de financiación, asó como incentivos fiscales que ayuden a las empresas a hacer esfuerzos de inversión en un destino. "Esta es la piedra angular a través de la cual llegará el consumo y el empleo", afirmó López.

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, también criticó ciertas legislaciones "que benefician" solo a unos pocos y que han sido promovidas debido a diversas presiones y que perjudican a grandes empresas del país como las del transporte "fundamentales para el sector turístico".

Todos coincidieron en instar al Gobierno a que las legislaciones sean más favorables al sector turístico, con una menor presión fiscal, que se revise la posibilidad de mantener un IVA superreducido, así como una mejor política de apoyo a esta industria que genera consumo, ingresos y puestos de trabajo.