El secretario general de Cepyme descarta la dimisión de Terciado y reconoce que se aparta por el proceso judicial

El secretario general de Cepyme, José Alberto González-Ruiz, ha destacado que la decisión del hasta ahora presidente, Jesús Terciado, de delegar sus funciones a uno de los miembros del Comité Ejecutivo de la organización, está "pensada y razonada".

"La decisión que ha tomado está pensada y razonada. Ha optado por apartarse mientras el juez toma la decisión de ir hacia un lado o hacia otro", ha expresado González-Ruiz en referencia a la denuncia presentada por tres representantes de Cepyme de Salamanca contra Terciado, que se encuentra en fase de diligencias previas. El secretario general de Cepyme es uno de los llamados a declarar por el juez en el caso de los pagos de Cepyme a empresas de Terciado.

 

En cualquier caso, el secretario general de Cepyme ha subrayado que "no ha habido dimisión", y ha reiterado en varias ocasiones a los medios que se trata de una delegación de sus funciones "tal y como establecen los estatutos de la organización". Así, González-Ruiz ha subrayado que la decisión tomada por el presidente tiene como objetivo "evitar dañar la imagen de Cepyme", además de que el proceso judicial no sea utilizado de alguna forma en el proceso electoral de CEOE que comienza este miércoles.

 

De cualquier forma, el secretario general de Cepyme ha defendido que Terciado no debería dimitir porque "no sería una solución" y ha afirmado que la organización "no se va a quedar descabezada" y que se convocará a los órganos de la misma "de una forma muy rápida". Por último, ha apuntado que el empresario "tiene aspectos positivos que hay que destacar" y que España "está formada por cientos de miles de empresarios que trabajan en el día a día". "La imagen del empresario es muy positiva y hay que apoyarla", ha finalizado.