El Santa Marta se recompone ante el líder

Los jugadores del Santa Marta celebran el tanto marcado por Glory
Ver album

La UD Santa Marta sacó un punto en su enfrentamientocon el Valladolid Promesas (1-1) en un encuentro en el que por ocasiones mereció mucho más. El debut de Ángel Crego en el banquillo resultó esperanzador para el conjunto transtormesino. 

 

FICHA DEL PARTIDO:

 

1 UD Santa Marta: Arturo Carlos, Gallego, Fernando, Lolo, Chamorro, Álvaro (Rivas, min. 75), Dani, Jorge, Álex Toral (Palomi, min. 46), Glory (Borrego, min. 88).

 

1 Valladolid Promesas: Julio; Carmona, Fran, Jorge, Adrián, Alberto (Clyde, min. 81), Amaro, Juanjo (Teto, min. 68), Vadillo (Kevin, min. 62), Zubi, Rubén.

 

Goles: 1-0, min. 53 Glory; 1-1, min. 85,  Amaro.

 

Árbitro: López Cuesta, del colegio burgalés. Mostró cartulina amarilla a los locales Chamorro , Dani, Lolo y Arturo y a los visitantes Carmona, Adrián, Vadillo y Zubi.

 

Incidencias: Encuentro disputado en el Alfonso San Casto.

Cinco minutos le sobraron a la UD Santa Marta para dar la gran sorpresa de la jornada y derrotar al Valladolid Promesas, líder destacado de la Liga. Hasta ese minuto 85 el equipo de Ángel Crego mandaba en el marcador e incluso había acumulado oportunidades suficientes para haberse hecho con una mayor ventaja. Sin embargo el equipo pucelano encontró el tanto en su arreón final y rescató un punto. 

 

Desde el primer minuto se pudo observar a un Santa Marta muy intenso en la disputa, dispuesto a no dar un balón por perdido y que, con las líneas muy juntas, esperaba recuperar el esférico para salir con velocidad a la contra. Así, aunque la posesión del esférico era en mayor medida para los visitantes, las ocasiones llegaban principalmente en el área del Valladolid. Glory se convirtió en el gran protagonista de esas oportunidades durante el primer tiempo en el que llegó a acumular hasta tres acciones con claro peligro. También Lolo, en lanzamiento de golpe franco, puso a prueba al portero visitante.

 

La tónica se mantuvo en la reanudación pero esta vez, a poco más de media hora del final, Glory encontró recompensa a su perseverancia y aprovechó un error en la zaga para superar a defensa y portero y marcar a puerta vacía. Un gol muy celebrado y que espoleó a los locales que a continuación pudieron sentenciar pero no acabaron por encontrar la portería.

 

Se perdonó demasiado y eso un líder no lo pasa por alto, máxime cuando tiene tanto el balón y así a cinco del final, y en una acción extraña en la que los locales protestaban porque no se había lanzado el balón fuera tras caer Glory al campo, Amaro acabó por encontrar un balón suelto en el área y batió a Arturo. 

 

Restaban cinco minutos para el final en los que ambos conjuntos intentaron llevar peligro a las áreas pero el marcador ya no se movió y en el San Casto se quedó un punto que sabe a poco pero que puede valer mucho.