El Salvador comienza con buen pie ante el Ordizia (15-16)

El equipo de Juan Carlos Pérez se impuso en el primer partido a domicilio de la temporada en un encuentro que terminó pidiendo la hora.

No pudo tener mejor estreno liguero el equipo vallisoletano, en un campo el de Altamira, en el que hacia varias temporadas que no conseguía ganar los pupilos de Juan Carlos Pérez.

 

Este año se habían marcado los jugadores chamizos como una de sus prioridades mejorar su rendimiento lejos de Pepe Rojo, y a la primera oportunidad han demostrado que tienen la lección bien aprendida, ganando en una de las plazas más complicadas de la División de Honor, y ante un equipo que no dejará escapar muchos más puntos en su casa.

 

El partido comenzó con 3 puntos a los 5 minutos para Ordizia, pero enseguida se haría el Salvador con el control del partido y a los 12 minutos Pedrito ponía el empate a 3 en el marcador.

 

El Chami tuvo varias oportunidades de marcar ensayo, pero errores en los metros finales les privaron de ello, y solo un golpe de castigo pasado por Pedrito movió las tablas en el marcador antes del descanso, al que se fueron 3-6 para los visitantes.

 

El partido era duro, como siempre en Altamira, y ambos equipos se tenían que emplear con todo. La delantera ordiziarra lo intentaba, pero los chamizos estuvieron casi perfectos dominando en melé y en juego abierto.

 

La segunda parte fue parecida a la primera, con El Salvador jugando algo mejor, pero sin realizar su mejor juego.  En el minuto 50, salían al campo Alvaro Nuñez y Castro sustituyendo a Torres y al incombustible Serrano. Y en el minuto 54, un contraataque local, daba el ensayo al tercera samoano Muagututia ponía a Ordiza por delante 8-6.

 

Faltando 15 minutos para el final, entraría en el campo el juvenil Gonzalo Nuñez, debutando así en División de Honor.

 

Pero los visitantes, tenían claro que querían llevarse el partido y conseguirían romper la defensa local, y en el minuto 70 el debutante Max Vega, conseguía el ensayo dejando el marcador en 8-11.

 

El Salvador siguió con su buen juego, y en el minuto 78 Pedrito conseguía un nuevo ensayo que el mismo se encargaría de transformar, dejando el partido prácticamente decidido 8-16. Aún así Ordizia, nunca baja los brazos y consiguieron un último ensayo por parte de Lomax, que transformaría el surafricano Steyl, dejando el definitivo 15-16 en el marcador.

 

Como decíamos en la previa, esta es una temporada de ilusión, y lo corroboran los más de 50 aficionados chamizos que estuvieron animando sin parar a los suyos.

 

Juan Carlos Pérez, se mostraba muy satisfecho al final del partido, “ya que el equipo ha jugado un partido muy serio, ante un equipo que no creo que pierda muchos más puntos en su feudo. La delantera ha estado perfecta, y los tres cuartos han cumplido con creces. Estoy especialmente contento por el debut de dos jugadores que lo han hecho muy bien como Máx y Gonzalo, y por lo bien que han estado Victor y Óscar. Para la tres cuartos no ha sido sencillo, ya que Carter y Pearce han estado toda la semana con un proceso viral y han llegado al partido algo flojos, pero, han demostrado que este año parece que hemos dado un paso adelante sacando 4 puntos en un partido muy complicado”.