El Salón de Recepciones del Ayuntamiento, cerrado a la ciudadanía para la investidura

Salón de recepciones del Ayuntamiento unas horas antes del acto de investidura del nuevo Alcalde. A.MINGUEZA

PSOE, Sí se puede y Valladolid Toma la Palabra habían pedido a la alcaldesa accidental, Mercedes Cantalapiedra, que se pudiera seguir desde allí, a lo que esta ha respondido negativamente.

Las puertas del Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Valladolid, cerradas a la ciudadanía durante el acto de investidura de Óscar Puente como alcalde. Así lo ha confirmado el Partido Popular, quien todavía tenía la capacidad de tomar la decisión para la petición que habían realizado PSOE, Sí se puede y Valladolid Toma la Palabra para que todo aquel que quisiera pudiera seguir el acto en cuestión desde el Salón.

 

“Como ya os he avanzado en otras ocasiones, se está siguiendo el mismo planteamiento organizativo que en las anteriores tomas de posesión llevadas a cabo en este Ayuntamiento”, reza Mercedes Cantalapiedra en un comunicado, alcaldesa accidental en ausencia de De la Riva, a la petición de los tres grupos nombrados.

 

“Además, en esta ocasión el Pleno podrá ser visto por streaming”. Y ya está. Un escrito breve, de apenas un par de párrafos, que ha provocado la reacción del PSOE.

 

“No es solo una petición de los tres grupos que van a apoyar la investidura de Óscar Puente, sino de la sociedad civil que quiere estar presente en la toma de posesión por el interés de seguir un acto histórico en directo”, responde el que será nombrado portavoz del grupo socialista, Pedro Herrero. “Por tanto no es un ‘no’ a nosotros, sino a la ciudadanía”, continúa.

 

Teniendo en cuenta que no Mercedes Cantalapiedra no da mayores explicaciones al ‘no’, desde el PSOE no comprenden la negativa. “Entendemos que es parte de un paquete de actitud negativa que está teniendo el Partido Popular para dejar el poder y cumplir con lo que han pedido los ciudadanos”, asegura Herrero, quien asegura estar ya “acostumbrado”.

 

“Solo se dice que como no se ha hecho nunca, no se hace ahora y entendemos que es algo que no se sostiene, porque si la sociedad está pidiendo algo que antes no había, hay que cambiarlo”.

 

“Sienta mal porque los movimientos asociativos que podrían entrar son parte de la ciudadanía y muestra un gesto simbólico muy importante negarles la entrada al Salón de Recepciones. No es por nosotros, sino por ellos”, concluye el concejal electo.