El sacrificio de ganado en Salamanca, en su nivel más bajo de la última década

(Foto: Chema Díez)

Según las cifras del Ministerio, los mataderos de Salamanca sacrificaron 1,88 millones de cabezas de los sectores vacuno, ovino-caprino, porcino y equino.

 

SACRIFICIO TOTAL DE CABEZAS

 

2013: 1,888 millones

 

2012: 2,346 millones

 

2011: 2,502 millones

 

2010: 2,282 millones

 

2009: 1,932 millones

 

2008: 2,564 millones

 

2007: 2,965 millones

 

2006: 2,576 millones

 

2005: 2,347 millones

 

2004: 2,288 millones

La actividadad en los mataderos de la provincia de Salamanca se ha ralentizado con el paso de los años hasta registrar el volumen más bajo de la última década.

 

Al menos eso es lo que indican los datos oficiales del Ministerio de Agricultura, que apuntan que en el año 2013 fueron 1,888 millones las cabezas de ganado sacrificadas, por los 2,288 millones del ejercicio 2004.

 

Es más, se da la circunstancia de que la cifra del año 2013 es la más baja de los diez años anteriores, situación derivada de la menor oferta de animales y de la bajada del consumo por parte de los ciudadanos, lo que obliga a los establecimientos cárnicos a adquirir menos animales que sacrificar en los mataderos.

 

Como es obvio, el sector del porcino (ibérico) se lleva la palma en la cifra total de sacrificios en cada uno de los años analizados dada la importancia de este sector en la provincia. Por contra y pese a que Salamanca es la que que cuenta con un mayor censo de ganado vacuno, no sacrifica ni la cuarta parte de animales con los que cuenta porque la mayoría se mata en Galicia u otroa zonas de España.

 

Así, en el pasado 2013 se sacrificaron en Salamanca 1.888.723 millones de cabezas repartidas de la siguiente manera:

 

- 100.862 reses de vacuno

- 113.455 reses de ovino

- 11.359 cabezas de caprino

- 1,66 millones de cabezas de porcino

- 168 reses de equino

 

De hecho, comparando los dos últimos ejercicios (2012 y 2013), se aprecia un descenso del sacrificio en los mataderos de la provincia en todos los sectores menos en el ovino, que tuvo un incremento de más de 12.000 animales.

 

Por tanto, en 2012 se sacrificaron 119.752 cabezas de vacuno por las 100.862 de 2013; en ovino, 101.911 y 113.455; en caprino, 14.922 y 11.359; y en porcino 2,109 millones por los 1,66 millones de animales de 2013.

 

La cifra más alta registrada por la totalidad de los mataderos de la provincia se contabilizó en el año 2007, cuando se sacrificaron 2,965 millones de cabezas, repartidas del siguiente modo: 112.488 reses de vacuno, 173.700 cabezas de ovino, 16.701 de caprino, 2,662 millones de porcino y 157 de equino.