El Roscón de Reyes sigue siendo el producto estrella navideño en las confiterías vallisoletanas

El roscón de Reyes es un clásico de las navidades, también en Valladolid. TRIBUNA

Las previsiones de venta de dulces, en lo que va de año, ha ascendido entre un 5 y un 7% según el presidente de la Asociación Provincial de Confiteros y Pasteleros de Valladolid, Javier del Caño

Para muchos, la Navidad sin el turrón, los polvorones o el roscón no es una buena Navidad. Los balances entre confiteros y pasteleros vallisoletanos así lo muestran. Javier del Caño, presidente de la Asociación Provincial de Confiteros y Pasteleros de Valladolid asegura que “desde principios de año, las ventas han crecido entre un 5 y un 7% respecto al año pasado”.

 

Cada festividad va acompañada con un postre que la diferencia. En Diciembre, Navidad y turrón. Pero en Octubre, los Santos y los buñuelos. Gracias a estas fiestas, los confiteros vallisoletanos pueden prever sus ventas navideñas. “La campaña de los Santos ha sido buena respecto al año pasado y nos da pie a pensar que los productos navideños sean más demandados que el año anterior” aseguraba Javier del Caño.

 

Ha habido un repunte en el consumo pastelero puesto que el año pasado “fue particularmente malo” debido al a crisis y al bajo consumo del sector. Aun así, la confitería navideña tradicional no defrauda a los pasteleros.

 

El presidente de Confiteros de Valladolid afirma que “el año pasado se notó la bajada de  ventas de productos navideños, pero el roscón se salvó”. El Roscón de Reyes sigue siendo el producto estrella de la Navidad y pese al bajo consumo, este producto no ha variado en sus ventas.

 

En cuanto a la venta de productos navideños tradicionales como los polvorones o los bombones se sustituye por la demanda de turrón de chocolate y clásicos con base de almendra. El repunte en consumo confitero en estas fechas, sin ninguna duda,  se verá fortalecido por el siempre presente Roscón de Reyes.