El 'rosco' de Carlos García Sierra

El vicepresidente de la Diputación asombra a propios y extraños con su velocidad de dicción y logra que nadie se entere de los nuevos puestos que van a ocupar los dos funcionarios a los que ha señalado por la 'Trama Diputación'.

Es uno de los programas de más éxito de la televisión, pero por si las moscas les refrescamos la mecánica. Los participantes se enfrentan a pruebas en las que tienen que acertar la palabra que corresponde con la definición que enuncia el presentador. La última es el popular 'rosco', una círculo con todas las letras del abecedario que el concursante que llega a la final debe completar; a más respuestas acertadas, más premio. Seguro que todo esto ya lo sabían ustedes, pero ¿qué tiene que ver el 'rosco' de Pasapalabra con el vicepresidente de la Diputación de Salamanca?

 

Carlos García Sierra, uno de los papeles centrales en la 'Trama Diputación', esa en la que cientos de contratos del área de Fomento se han negociado de forma irregular, nos ha revelado este jueves una habilidad desconocida para los que acostumbramos a acudir a sus comparecencias. Y que le podría ser de utilidad si finalmente, como 'descubridor' de una trama que, lástima, ha estado siete años ante sus narices sin que se hubiera percatado, la cosa se tuerce y le cuesta el puesto. Nos referimos a su velocidad para encadenar palabras.

 

Si siguen ustedes el programa se habrán percatado de que el presentador, Cristian Gálvez, acelera los enunciados de las preguntas cuando hay poco tiempo disponible en el reloj. Como algunas de ellas son largas, a veces es difíci entenderlo todo. Pues esto mismo es lo que ha hecho este jueves García Sierra. En su caso, no para que los diputados propios y ajenos presentes en el pleno acertaran una palabra... sino para desvelar a qué puestos habían sido relegados los dos funcionarios a los que él mismo ha señalado con sus pesquisas como responsables de la 'Trama Diputación'.

 

La Diputación se había resistido a relegarlos de sus cargos a pesar de que, el mismo día que anunciaron el 'descubrimiento', Iglesias y García Sierra ya dijeron que iban a ser apartados. La realidad es que eso no ha sido efectivo hasta esta semana, que al menos uno de los afectados ha estado en su puesto de trabajo habitual y que nadie (ni oposición, ni sindicatos ni equipo de Gobierno, que ha callado toda la semana) sabía nada del decreto que, por arte de magia, ha aparecido este jueves firmado con fecha del lunes... Y eso que este jueves por la mañana, minutos antes del pleno, nada dijeron del asunto a preguntas del PSOE.

 

Pero bueno, finalmente García Sierra lo ha desvelado, aunque haya sido al estilo 'rosco' de Pasapalabra. Como si fuera Cristian Gálvez, ha enunciado los nuevos cometidos que les corresponden en una atribución de funciones... pero lo ha hecho a tal velocidad que quedarse con algo ha sido más difícil que una última pregunta del 'rosco'. El número de palabras que ha metido en unos pocos segundos ha dejado atónitos a los presentes y pocos (o ninguno) podrían repetir enteros los puestos a los que se les destina, más allá de que uno iba a personal y el otro, de conductor y mantenimiento del parque de vehículos. Así que, sí, vale para presentador de 'Pasapalabra'... y no tanto para cumplir con la claridad y transparencia que pregona.