Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Río Hortega de Valladolid, uno de los cuatro centros de aislamiento contra el ébola de Castilla y León

El consejero de Sanidad insiste en que el sistema sanitario en Castilla y León está preparado ante un hipotético caso de contagio.

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha anunciado que los profesionales sanitarios de la Comunidad verán reforzada su formación a la hora de deshacerse de los trajes de protección tras entrar en contacto con algún paciente aquejado del virus del Ébola, en previsión de que el contagio de una técnico de Enfermería del Hospital La Paz-Carlos III de Madrid tenga su origen en un posible error o fallo en este proceso.

 

Sáez Aguado confía en que la reunión de la Comisión de Salud Pública convocada para este mediodía, con participación de los directores generales del área de las distintas CC.AA, despeje cualquier duda y sirva para aclarar las circunstancias del referido contagio sufrido por una de las profesionales que atendió hace dos semanas al religioso leonés ya fallecido Manuel García Viejo.

 

El consejero, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha confesado su "preocupación" por que las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Sanidad identifiquen dónde se ha podido producir el "error o falta de aplicación" en los protocolos o utilización de los equipos, aunque ya ha adelantado que se está barajando la posibilidad de que el contagio se haya producido en el proceso de retirada del traje impermeable de protección.

 

Por ello, el titular de Sanidad castellano y leonés ya ha anunciado su propósito de insistir en la formación de los profesionales en esta materia,ya que "lo complicado no es tanto ponerse los equipos como quitárselos, y ahí ya se ha fomentado el entrenamiento, que se va a reforzar, entre los sanitarios que pudieran atender casos bajo investigación".

 

CUATRO CENTROS DE AISLAMIENTO

 

Tras precisar que la situación es de "alerta, no de alarma", el consejero ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la población castellana y leonesa como consecuencia de los protocolos de actuación puestos en marcha y adaptados a la Comunidad, en coordinación con el departamento de Ana Mato, desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la alerta internacional y que, fundamentalmente, tienen como epicentro cuatro centros de aislamiento: el Hospital Universitario de Burgos, el Hospital Universitario de León, el Hospital Clínico de Salamanca y el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.

 

Pero además, Sacyl ha adquirido más de cuatro mil equipos de protección que ha distribuido entre los centros de Atención Primaria y consultorios locales, y todo ello en el marco de un sistema de actuación que tiene como primer escalón los Servicios de Emergencias Sanitarias encargados del traslado de un posible caso a uno de estos cuatro centros hospitalarios, donde, tal y como ha explicado el consejero, no sólo se cuenta con habitaciones de aislamiento, equipos de protección y profesionales formados y entrenados sino incluso de "itinerarios de circulación internos a fin de minimizar el contacto de los contagiados con el resto de pacientes".

 

Por todo ello, Sáez Aguado ha insistido en que el sistema sanitario en Castilla y León está convenientemente preparado ante un hipotético caso de contagio tras considerar que "a efectos de información se ha sido suficientemente exahustivo".

 

Noticias relacionadas