El Río Hortega de Valladolid realiza por primera vez con éxito un tratamiento ECMO a un bebé

El equipo de Neonatología del Río Hortega junto a un equipo multidisciplinar del 12 de Octubre de Madrid.

El Hospital Río Hortega de Valladolid, junto a un equipo multidisciplinar del '12 de Octubre' de Madrid, ha realizado por primera vez "y con éxito" un tratamiento ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea) a una niña recién nacida que presentaba un cuadro de insuficiencia respiratoria "gravísimo" derivado de un síndrome de aspiración meconial.

 

El tratamiento con ECMO, una técnica de reciente aplicación en España y que no está disponible en todos los centros hospitalarios, permite, a través de un circuito de tubos, conectar una cánula al paciente para coger su sangre. Esta sangre se le vuelve a inyectar, normalmente a través de la aorta, una vez que ha sido oxigenada y limpiada por un corazón y un pulmón artificial.

 

El jefe de Pediatría del Río Hortega, Fernando Centeno, ha explicado a Europa Press, que la niña recién nacida no respondía a los tratamientos y "arsenal terapéutico" que se le aplicó ante el cuadro de insuficiencia respiratoria que presentaba y se iba poniendo cada vez peor, por lo que se decidió contactar con el hospital '12 de Octubre' de Madrid, ya que dispone de tratamiento ECMO.

 

Desde el hospital madrileño se desplazó hasta Valladolid un equipo multidisciplinar, formado por seis profesionales del '12 de Octubre', como un cirujano cardiaco, intensivistas pediátricos y enfermeros de pediatría, junto a la máquina que permite aplicar la técnica ECMO.

 

En el Río Hortega se habilitó un quirófano provisional en el que el equipo desplazado desde Madrid, junto a los profesionales de la Unidad de Neonatos del hospital vallisoletano, consiguieron conectar a la recién nacida al corazón y el pulmón artificial.

 

Una vez que la pequeña pudo ser estabilizada fue trasladada en una UVI móvil hasta el hospital '12 de Octubre' de la capital madrileña escoltada por la Guardia Civil. La niña continúa ingresada en este centro y evoluciona favorablemente, tal y como ha reconocido Fernando Centeno, ya que la pequeña ha dejado de estar conectada al ECMO y aunque continúa entubada y con un respirador "se la está despertando de la sedación".

 

Fernando Centeno ha querido destacar "la implicación" de todo el hospital Río Hortega de Valladolid en este caso ya que no solamente fueron los profesionales de la Unidad de Neonatología, como la jefa de dicha unidad, Sonia Caserío, sino que celadores, personal de rayos, de enfermería o intensivistas "se volcaron" en "dar una nueva oportunidad" a la recién nacida "cuando ya se habían agotado las alternativas".

 

De hecho, Centeno ha reconocido que recibieron la felicitación del '12 de Octubre', lo que para el jefe de Pediatría "es una gratificación".