El Rey Felipe VI acepta ser hermano de honor de la Hermandad de la Flagelación

El Gremio Hermandad de Nuestro Señor de la Columna “La Flagelación” de Medina de Rioseco cuenta desde ahora con un hermano de honor de lujo: el Rey Felipe VI. 

Fue el pasado año, cuando la hermandad, en medio de las celebraciones de los actos conmemorativos del bicentenario de su fundación, elevó una petición a la Casa Real para que el Rey Felipe VI accediera a ser hermano de honor. Entonces se envió un completo expediente con la petición, los principales datos históricos, el número de hermanos y hermanos, los estatutos, las relaciones con la Familia Real o las publicaciones, entre otras informaciones.

 

Tras la buena noticia, la Junta Directiva de la cofradía, reunida el 21 de julio, decidió comunicar por carta a todos los hermanos y hermanas este hecho tan importante para la historia de La Flagelación. Además, también se decidió remitir una carta a Su Majestad el Rey para agradecerle su singular deferencia, a la vez que hacerle llegar la intención de entregarle la distinción  y la invitación de visitar Medina de Rioseco para conocer la hermandad y la histórica Semana Santa de Medina de Rioseco.   

 

Esta importante distinción supone el inicio de la concesión definitiva del título de Real para la hermandad, que llevará con gran honor en su nombre, una vez más como un hecho extraordinario en la Semana Santa riosecana.

 

El paso de La Flagelación perteneció a la archicofradía de la Vera Cruz que desde el siglo XVI se guardaba en la ermita que la cofradía tenía en la calle La Doctrina. Su procesión partía el Jueves Santo por la tarde desde el convento de San Francisco.

 

Las tres grandes cofradías de la Vera Cruz, Quinta Angustia y Pasión derivarían por distintas circunstancias en la fundación a lo largo del siglo XIX de las actuales hermandades riosecanas, entre las que se encontraría la de La Flagelación cuya fundación data del año 1814. Se trata de la primera fundación de las nuevas hermandades, en el siglo XIX, de la que se tiene constancia.