El renovado Barça comienza a andar en un escenario de post

El Laboral Kutxa de Scariolo busca el pase a la final en casa.

 

FICHA TÉCNICA

 

LABORAL KUTXA: Heurtel, Jelinek, San Emeterio, Nocioni, Pleiss --posible cinco inicial--; Mainoldi, van Oostrum, Hamilton, Diop, Hodge, Causeur, Kelati, Clark.


 

FC BARCELONA: Huertas, Oleson, Abrines, Lampe, Tomic -posible cinco inicial--; Pullen, Dorsey, Sada, Navarro, Todorovic, Papanikolaou, Hezonja, Nachbar.

 

PABELLÓN: Fernando Buesa Arena.

 

HORA: 21:30 (Autonómicas).

Los anfitriones del Laboral Kutxa y el vigente campeón de Copa, el FC Barcelona, disputan este viernes la segunda de las semifinales de la Supercopa Endesa --21.30 horas/Autonómicas-- en un duelo que se presenta cargado de novedades, sorpresas, morbo y también dudas, pero sobre todo ingredientes para dar espectáculo con los vitorianos dispuestos a jugar su final y los blaugranas a conseguir la que sería su 14ª lucha consecutiva por un título en competiciones domésticas.

En un Buesa Arena que claramente está a favor del Laboral Kutxa, pero con los blaugranas acostumbrados a ello y además contentos por ir a una pista que les gusta, se espera un primer duelo entre estos dos aspirantes a todo que estará descafeinado por ausencias como la de Lorbek o Hanga, una por cada lado, y por las probables de Navarro y Papanikolaou.

El capitán blaugrana llega entre algodones y apurando al máximo para poder jugar ni que sea unos minutos, que serían los primeros del verano tras someterse a una intervención que le obligó a perderse el Eurobasket. Por su parte, el versátil alero griego, podría debutar también aunque como al capitán se le someterá a pruebas y se le tendrá en la nevera hasta casi el salto inicial.

De todas formas, puedan o no estar estos nombres, en liza habrá otros que no harán perder interés al choque, que comportará el regreso del polaco Maciej Lampe a Vitoria tras dejar este verano el club baskonista al querer probar fortuna en un Barça que apuesta fuerte con él, y que en manos de Xavi Pascual le está reconvirtiendo para que sea uno de los '4' más demoledores del continente, junto a la calidad del esta vez ausente Lorbek y del también recién llegado Nachbar, que jugará también como alero.

Y es que este Barça, si algo tiene a destacar, es la polivalencia de su plantilla, de las más completas de la temporada. Los cinco refuerzos, más la subida definitiva del alero prometedor del filial Mario Hezonja, dan parches de extrema calidad a Pascual para poner donde haga falta, aunque todavía hará falta un tiempo para ver como se acoplan estas piezas a un entramado ya complicado plagado de sistemas.

El base Pullen está demostrando tener la muñeca caliente desde el triple, la calidad y tesón de Nachbar están más que consagrados, igual que la fuerza y amplitud que da Lampe, la clase y entrega de Papanikolaou o los atributos de Dorsey en la pintura, con una capacidad reboteadora y de intimidación imprescindibles.

Por su parte, Laboral Kutxa también se ha reforzado y mantiene a sus principales figuras. Con un Heurtel más vasco que francés ya, conocedor de la casa, y San Emeterio y Nocioni como referencias y estrellas, el nuevo proyecto de Sergio Scariolo en Liga Endesa cuenta con hombres como Hamilton, el lesionado Hanga, Mainoldi o los jóvenes Jelinek o Causeur.

Así, y con la excusa de que empieza la competición oficial y se dice adiós a las pachangas de preparación de la temporada en verano, en cuanto la pelota esté en juego se verá quién ha trabajado mejor y a quién le harán falta más sesiones de preparación antes de que se inicie la Liga Endesa.

De momento, la Supercopa está a la vuelta de la esquina, a dos triunfos, y los blaugranas harían récord en caso de llegar a la final, 14ª consecutiva para ellos entre Supercopa, Copa y Liga y, además, sería la quinta en Supercopa, algo nunca antes hecho.