Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El "regreso" al basket de Sergio de la Fuente

La cordobesa Plaza de la Corredera fue el escenario donde el ex del CB Valladolid inscribió su nombre con letras de oro en el Red Bull King of the Rock al proclamarse campeón nacional y disputará la final mundial en Alcatraz.

Córdoba vio el renacer del joven vitoriano afincado en Valladolid Sergio de la Fuente, que se impuso en el Red Bull King of the Rock, erigiéndose en el campeón nacional de "streetball" en la modalidad de uno contra uno. A pesar de comenzar el torneo con el cuadro más complicado, con la destacable presencia del bicampeón nacional Pedro Cuesta, el vitoriano demostró las virtudes que le hicieron ser internacional junior y que le llevaron a jugar en la ACB.

 

La carrera del vitoriano se catapultó desde la cantera del CB. Valladolid, equipo con el que llegó a jugar en la ACB. Pero su salida del club vallisoletano tras rescindir de manera unilateral su contrato, supuso un punto de inflexión en su carrera y, tras pasar por equipos como el Breogán o Lan Mobel, actualmente se encuentra sin equipo.

 

De la Fuente ha vuelto a colocar su nombre en los medios tras conquistar el torneo 1x1, aunque no se lo pusieron nada fácil. El primer escollo lo tuvo en primera ronda, cuando se enfrentó a Pedro Cuesta, pero pudo imponerse para llegar posteriormente a la final triangular en la que venció a Alejandro Machín (11-6) y el vallisoletano Héctor Parra (14-4).

 

Más de 900 personas fueron testigos de la victoria del ex del CB. Valladolid, que consiguió el billete para disputar la final mundial en Alcatraz el próximo 28 de septiembre. En San Francisco será el único representante español entre jugadores de más de 20 países.

 

Tras finalizar el torneo, el jugador explicó entre lágrimas a la web Piratas del Basket cómo se apuntó al torneo: "Me apunté gracias a un amigo que trabaja en Red Bull, que me animó a participar y aquí estoy, clasificado apra Alcatraz". De la Fuente también comentó que "para mí es nuevo jugar en la calle. Nunca había jugado uno contra uno. Son cosas diferentes y, por causas ajenas al baloncesto y a la vida no puedo seguir jugando a nivel profesional".