Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El reencuentro con Los Secretos es una de las propuestas de la agenda cultural del fin de semana

La agenda cultural para el fin de semana nos trae flamenco, pinchos y pop. Una variada combinación de actividades que no dejaran indiferente a nadie.

 

Qué mejor que pasar un buen rato la noche del viernes disfrutando de la música de Los Secretos, que tocan en la sala Kerala. El mítico grupo, uno de los más representativos del panorama musical español, están de gira nacional para celebrar su vuelta a los escenarios. Bajo el título “Déjame estar a tu lado”, la banda quiere agradecer a sus seguidores más fieles el apoyo que les han brindado en sus más de treinta años de vida musical.

 

La sala LAVA acoge desde el cuatro de junio hasta el día ocho las X Jornadas Flamencas Ciudad de Valladolid, un espectáculo que pretende difundir este arte y que además colabora de forma permanente con el Festival Internacional del Cante de las Minas. En total, un ciclo dedicado a las conferencias, recitales, como el que ofrece el sábado ocho Mayte Martín, considerada una de las mejores voces flamencas del momento, junto al guitarrista José Ramón Caro. También habrá actuaciones y pruebas selectivas, como la que tiene lugar este viernes siete.

 

 Si lo que te apetece es salir a tomar unas tapas con tus familiares y amigos, este es el fin de semana adecuado, pues Valladolid abre las puertas de sus bares para ofrecerte una degustación de pinchos en el XV Concurso de Pinchos, que estará vigente hasta el nueve de junio.

 

Un sinfín de locales se preparan para innovar y crear apetitosos aperitivos, que no deben superar el 1,80 € de precio, con los que conseguir encandilar al público y también al jurado. Este será el encargado de valorar el sabor, la presentación, la originalidad y a aplicación comercial de cada pincho.

 

Desde el día cinco y hasta el sábado ocho, Valladolid será sede del encuentro ‘City under microscope’, donde se podrá ver la estrategia de iluminación de la ciudad en algunos de sus edificios más representativos, como la Catedral, el Pasaje Gutiérrez o la Cúpula del Milenio.

Con esta propuesta, se pretende, además de ofrecer un espectáculo lumínico, favorecer el intercambio entre los profesionales de la iluminación.