El rector de la UVA ve "una buena solución" un modelo de selectividad a medias entre el PAU y la LOMCE

Solución provisional hasta que la nueva ley desarrolle el modelo de acceso a la universidad.

El rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel, considera que la aplicación de una selectividad a mitad de camino entre el modelo antiguo y el nuevo es una "buena solución", al menos hasta desarrollar la nueva evaluación de Bachillerato de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

  

Aunque el máximo responsable de la UVA precisa que los planes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte los conoce únicamente a través de los medios de comunicación, tras el encuentro entre Íñigo Méndez de Vigo y el presidente de la CRUE-Universidades Españolas, Miguel entiende que el modelo a aplicar en junio de 2017 es "intermedio" entre la LOMCE y las antiguas Pruevas de Acceso a la Universidad (PAU), "algo que no es muy diferente a lo que se venía haciendo".

  

Ello, ha apuntado, beneficiará a los alumnos que empiezan Bachillerato para que al final sepan lo que van a tener. "El problema es que ante la interinidad del gobierno no se ha desarrollado un procedimiento para desarrollar la nueva prueba que preveía la LOMCE", ha lamentado el rector, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, insiste en que se trata de "salvar la situación" para estos próximos años, prolongando un poco algo parecido a lo que había y luego, con calma, hacer un desarrollo de la LOMCE".