El rector de la Universidad de Valladolid asegura que le gustaría unas tasas "más baratas"

Daniel Miguel San José, rector de la Universidad de Valladolid.

Daniel Miguel San José advierte, no obstante, que se trata de una competencia de la Junta de Castilla y León y que "no salen las cuentas".

Daniel Miguel ha asistido este miércoles en el campus de Segovia a la toma de posesión de Agustín García Matilla en un nuevo mandato como decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación, donde ha recordado que esos precios se mantienen "congelados".

 

Además, según ha explicado, la Consejería de Educación ha apuntado que bajarlas al nivel de otras comunidades autónomas supondría destinar 30 millones de euros, "que no tiene". El rector ha concluido que se trata de una "cuestión de números" y que a la Junta de Castilla y León "no le salen".

 

Por otro lado, Daniel Miguel ha apuntado que existe el compromiso de no planificar nuevos estudios antes de septiembre de 2017. A partir de esa fecha y si no cambia la legislación, "cada uno podrá hacer lo que crea conveniente". Eso sí, el rector ha expresado que lo "deseable" sería que en Castilla y León existiera algún acuerdo para que las titulaciones sean "más o menos homogéneas".

 

La "incertidumbre" llega también desde el panorama nacional, según Daniel Miguel, quien ha mostrado su esperanza en que la cuestión económica "vaya mejor", pese a que ha reconocido la existencia de "ciertos nubarrones". Por eso, el rector ha deseado que "haya un nuevo Gobierno" para conocer "por dónde va la cuestión legislativa".

 

Tras conocerse que el curso universitario 2016-2017 comenzará el 5 de septiembre, el rector de la UVA ha afirmado que sería posible hacer algún examen correspondiente al primer cuatrimestre antes de las vacaciones navideñas. Lo que fija la universidad son las fechas de comienzo y final del periodo de exámenes y, a partir de ahí, los centros "pueden variar, dentro de un orden".

 

En cualquier caso, ha incidido en que lo que "se intenta" es que no haya pruebas "inmediatamente después d e volver de esas vacaciones y se habilite, como mínimo, una semana intermedia.