El Real Valladolid, todo a una carta esta temporada con contratos de corta duración

El directo deportivo del Real Valladolid, Braulio Vázquez, en una comparecencia de prensa. JUAN POSTIGO

Seis de las nueve incorporaciones realizadas han firmado por un año, lo que hace ver la importancia del ascenso esta temporada.

FICHAJES DEL REAL VALLADOLID

 

Cedidos: Kepa, Hermoso, Mojica.

 

Cedido con opción de compra: Rodri.

 

Con contrato esta temporada: Marcelo Silva, Juanpe, 

 

Con contrato hasta 2017: Guzmán, Samuel, Juan Villar.

Lo ha comentado Carlos Suárez en varias ocasiones la temporada pasada por activa y por pasiva; tras el descenso del Real Valladolid la temporada 2013/2014, el equipo contaba con dos, como mucho tres, años para regresar a la élite del fútbol nacional si no quiere convertirse en un club más de Segunda, complicándose por el tema económico. Tras el fiasco de hace unos meses, donde el play off no fue suficiente para conseguir el objetivo, esta temporada podría ser la última carta antes de caer definitivamente al pozo.

 

Y tanto el presidente como el resto de cargos relevantes del Real Valladolid son concientes de ello. No hay más que echar un vistazo a las incorporaciones que está realizando el equipo blanquivioleta tras la desbandada que supuso el tropiezo de la temporada pasada. Hasta seis de las nueve incorporaciones habidas por el momento tan solo llegan han firmado de manera inicial por un año para vestirse la camiseta del Pucela.

 

Como muestra, un botón. Kepa Arrizabalaga y Mario Hermoso, dos jóvenes promesas de Athletic y Real Madrid, han desembarcado en Zorrilla con una cesión pura, en principio sin ninguna posibilidad de prolongar su estancia. Precisamente dada su corta edad y su potencial, sus respectivos equipos no han querido dejar marchar tan fácil a dos diamantes en bruto, una situación comprensible. Y Mojica, el último en incorporarse, no se encuentra en diferente situación.

 

Pero es solo el comienzo. Rodri firmó este mismo martes en la misma situación, si bien al menos la cosa se diferencia en que hay una opción de compra cuando haya concluido el año. Braulio Vázquez estuvo fino para, en caso de ser un éxito, poder incorporar de manera definitiva aunque sea bajo desembolso a un talento que aún está por demostrar. A sus 25 años, esta es la oportunidad perfecta.

 

Y aquí está la clave. En cuanto a contratos como tal firmados, el Real Valladolid solo ha incorporado por dos temporadas al recuperado Samuel, a Juan Villar y a Guzmán, tres nombres que deberían consolidarse con la blanquivioleta este año. Los otros dos restantes, Marcelo Silva y Juanpe, tan solo tienen hasta el 30 de junio y después se quedarán sin equipo, por lo que cuentan con un poderoso aliciente para demostrar lo que valen y esperar así una prolongación.

 

En todo caso, todos estos movimientos solo vienen a demostrar una cosa. El Real Valladolid, como club y como institución, tiene más en juego de lo que parece esta temporada. De quedarse el ascenso en el limbo una vez más, serán varios los jugadores que se marchen a buscar destinos mejores, pero el problema es que con ellos se marcharían las posibilidades de regresar a Primera en un largo periodo de tiempo.