Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Real Valladolid tira de oficio para imponerse al Alcorcón y estrena el casillero (2-0)

Juan Villar celebra el primer gol del Real Valladolid. A.MINGUEZA
Ver album

La expulsión de Chema Rodríguez por doble amarilla mediada la segunda parte fue fundamental en el devenir del encuentro. Juan Villar y Óscar hicieron los goles.

Ficha técnica:

 

2 - Valladolid: Kepa; Chica, Marcelo Silva, Juanpe, Hermoso (Mojica min.64); Leao, Timor, Guzmán (Rodri, min.64), Óscar, Alfaro (Álvaro Rubio, min.72) y Villar.

 

0 - Alcorcón: Dmitrovic; Nelson, Djene, Chema Rodríguez, Bellvís; Campaña, Toribio, Pastrana (Razvan min.58), Óscar Plano (Sergio Guardiola, min.69), Mayor (Fernando Román, min.57) y David Rodríguez.

 

Goles:1-0, m.70: Juan Villar. 2-0, m.90: Óscar.

 

Árbitro: Alberola Rojas (Comité castellano manchego). Mostró tarjeta amarilla a los locales Hemoso (min.8), Timor (min.69) y Álvaro Rubio (min.77), y al visitante Djene (min.40). Expulsó al jugador del Alcorcón Chema Rodríguez por doble amarilla (min.38 y min.56).

 

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio José Zorrilla ante unos 8.000 espectadores.

Primeros tres puntos en la presente Liga para el Real Valladolid, que este domingo se ha impuesto por 2-0 al Alcorcón en Zorrilla gracias a los goles de Juan Villar y de Óscar. Los blanquivioletas tiraron de oficio y de práctica, con momentos de buen juego,

 

Y eso que Garitano comenzó con sorpresa. Rodri al banquillo, Juan Villar titular como delantero centro. El entrenador vasco decidió dar una vuelta de tuerca al once del Pucela, pensando en la constante presión y sacrificio que podía ofrecer el ex del Cádiz. No firmó mal encuentro el convertido delantero, pero el problema es que al equipo le costó meterse en el partido.

 

Y ahí estuvo el pecado del Real Valladolid. Los blanquivioletas salieron dormidos al terreno de juego, de manera que comenzó algo más dominador el Alcorcón. David Rodríguez demostró que es la pieza clave de un equipo alfarero que aspira a mucho más que la temporada pasada, a play off incluso, si hace las cosas como debe.

 

Y es que los visitantes demostraron mucho orden y saber estar, hasta que el Valladolid fue capaz de despertarse. Poco a poco, con el paso de los minutos, Óscar, con Chica y Hermoso percutiendo por los laterales, fue encontrando su sitio y conectando de manera más regular con Villar. Pero el gol no quería llegar. Al menos hasta el descanso los locales demostraron que ganas e intención, además de rigor táctico, sí hay, pero solo con eso no se meten goles.

 

Y la cosa no varió mucho en la segunda mitad. El Real Valladolid volvió a hacerse con la manija del partido, con Leao y Timor mucho más ordenados que la semana pasada en Córdoba, de manera que la medular conectaba de forma mucho más constante con la zona de ataque. Y así el fútbol es mucho más fácil, claro. Ya avisó el Valladolid en un córner en el que Dmitrovic hizo la parada de la semana por bajo, mientras los blanquivioletas seguían peleando por su pedazo de pastel.

 

Si hay algo que hay que reconocerle a este Pucela por ahora es la constancia, que unida al ataque por bandas y de presión que está consiguiendo instaurar Garitano de manera más o menos acertada da como resultado un juego más o menos eficaz. Nada que ver con lo que se pudo ver hace unos días en el Arcángel.

 

Y llegó lo que tenía que llegar. La expulsión de Chema Díaz por doble amarilla solo terminó de dar el empujón necesario para los locales, que con la entrada de Mojica por Hermoso pusieron la marcha directa. Precisamente un centro genial del colombiano desde la izquierda permitió a Villar entrar con todo para hacer, por fin, el 1-0.

 

A partir de entonces el Pucela tiró de oficio y de tesón para aguantar el resultado, al mismo tiempo que intentaba encontrar la sentencia a la contra, que acabaría llegando cuando Óscar remató un centro de Villar en el tiempo añadido. Quizá faltó la más pronta entrada de Álvaro Rubio para dar más empaque al centro del campo ante la insistencia de un Alcorcón que no se rindió en ningún momento, pero bien está lo que bien acaba. Dos goles que valen los tres primeros puntos de la temporada.

Noticias relacionadas