El Real Valladolid se desvanece ante la Real Sociedad

Los jugadores de la Real celebran un gol ante la desolación de los vallisoletanos. JORGE IGLESIAS
Ver album

Tras una buena primera mitad, el conjunto blanquivioleta regresó peor del descanso y pagó dos errores con goles.

REAL VALLADOLID: Pau Torres; Markel, Lichnovsky, Álex Pérez, Ángel; Luismi, Anuar (Guitián, min. 70); Juan Villar (Guzmán, min. 57), Joan Jordán (Drazic, min. 78), Sergio Marcos; Mata.

 

REAL SOCIEDAD: Rulli; Carlos Martínez, Íñigo Martínez, Raúl Navas, Yuri; Illarra, Zurutuza (David Concha, min. 75), Canales; Carlos Vela (Granero, min. 70), William José (Bautista, min. 80) y Juanmi.

 

GOLES: 0-1, minuto 7: Íñigo Martínez; 1-1, minuto 14: Mata; 1-2, minuto 62: Juanmi. 1-3, minuto 74: Juanmi.

 

ÁRBITRO: Hernández Hernández, asistido en las bandas por Sobrino Magán y Naranjo Pérez. Mostró tarjeta amarilla a los locales Ángel y Mata y a los visitantes Rulli y Yuri.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. 7.280 espectadores presenciaron el encuentro en el Nuevo Estadio José Zorrilla.

Más rotaciones en el Real Valladolid que en la Real Sociedad, que ya avisó desde la previa, en palabras de Eusebio Sacristán, que va a por la Copa. Sobre el campo, en la primera mitad, no hubo diferencia de categoría, aunque en la segunda mitad se deshizo y sucumbió ante la pegada guipuzcoana (1-3).

 

Desde el inicio se vio a una Real Sociedad con más intención de llevar la manija del choque. Las primeras aproximaciones fueron visitantes, merced a dos saques de esquina. Del segundo, precisamente, llegó el 0-1, en un balón que quedó muerto a Íñigo Martínez para que fusilara a Pau Torres.

 

Pero, lejos de llorar el tanto en contra, el Pucela espabiló y se apoderó del balón. Mata fue el más destacado de la reacción: en un remate claro que le sacó Rulli, y, después, en un penalti que cometió el guardameta sobre él. No perdonó desde los once metros el madrileño, que colocó el 1-1 siete minutos más tarde.

 

Siguió el Real Valladolid a lo suyo, que era intimidar a un Primera a la alza. Mata, protagonista del inicio, mandó un disparo al larguero, tras revolverse en el área. Aunque la jugada no murió ahí, puesto que la Real salió rápida y logró marcar, aunque el linier señaló fuera de juego de Carlos Vela en la recepción del esférico.

 

El ritmo en las áreas decreció y la batalla pasó al centro del campo. Las defensas se impusieron, aunque Íñigo Martínez, con un disparo lejano, fue capaz de inquietar a uno de los dos porteros. En este caso a un Pau Torres que se sacó el balón de encima para no complicarse.

 

Ya casi al final del primer tiempo, un balón en largo para Juan Villar acabó con el disparo de este y la intervención de Rulli. Aunque no fue la última, puesto que justo antes del descanso Joan Jordán consiguió marcar, pero de nuevo el gol era anulado por fuera de juego.

 

El público reconoció la entrega de sus jugadores y les despidió entre aplausos cuando se dirigían al túnel de vestuarios. Pero todo cambió en la segunda parte. El Pucela se desinfló y la Real lo aprovechó para ganar terreno.

 

La presión visitante hizo efecto en los locales; sobre todo en Anuar, que erró en la salida del balón, este le llegó a Juanmi y batió a Pau Torres. Este gol sí que hizo daño al conjunto de Paco Herrera, que solo tardó unos minutos más en encajar el 1-3. Otra vez apareció Juanmi para rematar solo en el área y mandar el cabezazo a la jaula.

 

La afición blanquivioleta cambió los aplausos por algunos silbidos. Pero el Real Valladolid no tiró la toalla y rozó el gol en dos ocasiones. La primera, tras un fuera de juego que no era, en el que el balón acabó en la red tras el remate de Drazic a pase de Guzmán; y la segunda en un despeje de Raúl Navas hacia su portería, en el que la pelota se estrelló en el larguero.

 

Los blanquivioletas situados en las gradas, y algunos jugadores, acabaron desesperados con el árbitro y sus asistentes, ya que consideraron que las posiciones de los locales eran correctas en varias acciones. Aunque de nada sirvieron las quejas, porque el 1-3 se mantuvo hasta el final y el Pucela tendrá que remontar en la vuelta, si quiere seguir vivo en la Copa.

 

Con pocos días de descanso, el Real Valladolid tendrá que preparar su próximo compromiso, en el que visita al Mallorca. El partido se disputará el domingo a partir de las 18:00 horas, en una nueva jornada de la Liga 1|2|3.