El Real Valladolid remonta al Rayo y se lleva su trofeo con buenas sensaciones

La plantilla blanquivioleta posa con el Trofeo Ciudad de Valladolid conquistado ante el Rayo.

El conjunto madrileño se adelantó al principio del partido, pero el Valladolid demostró que se muestra preparado para competir en busca del retorno a Primera División (2-1).

Real Valladolid: Dani, Chica (Chus Herrero min. 78), Rueda, Valiente (Samuel min.78), Peña (Moica min.68), Sastre, André Leao (A), Jeffren (Bergdich min.68), Óscar (Óscar Díaz min.68), Omar (Jorge min.78) y Roger (Álvaro Rubio min.72).

 

Rayo Vallecano: Cristian Álvarez, Tito, Abdoulaye(Quini min.46), Zé (Morcillo min.46), Nacho (Diego Aguirre min.25 (A)), Baena (Lass min.63), Trashorras (Jozabed min.25), Bueno (Pozuelo min.25), Kakuta, Aquino (Embarba min.46) y J. Pereira (Manucho min.46).

 

Goles: 0-1 (M.5); Aquino. 1-1 (M.28); Jeffren. 2-1 (m.55); Roger, de penalti.

 

Árbitro: Valdés Aller (Castilla y León).

 

Estadio José Zorrilla con unos 3.500 espectadores para ver este partido correspondiente al Trofeo Ciudad de Valladolild.

 

 

Las buenas sensaciones siguen instaladas en el ambiente del Real Valladolid. El equipo de Rubi muestra, paso a paso, su progresión a falta de apuntalar la plantilla con algunos puestos como la portería que todavía están pendientes de reforzar. Pero el armazón del equipo demuestra solvencia y el Trofeo Ciudad de Valladolid ante un rival de Primera como el Rayo Vallecano ha vuelto a servir para comprobar que el conjunto blanquivioleta es un firme candidato al retorno a la máxima categoría.

 

En esta ocasión, el Valladolid tuvo que remontar al gol de Aquino en los primeros minutos. El 0-1 obligaba a mostrar otra versión de un equipo a remolque. Con paciencia, fútbol y recursos, llegó el dominio local que se tradujo en el empate de Jeffren e incluso un remate al larguero de Mar Valiente.

 

Con 1-1 se llegó al descanso y en el segundo periodo el Valladolid logró ponerse por delante gracias a un penalti transformado por Roger tras una falta cometida sobre Óscar González en una jugada que comenzó con una presión del equipo vallisoletano por recuperar el balón.

 

En el tramo final llegaron los cambios para ratificar que el Real Valladolid ha conseguido formar un buen bloque, con garantías de luchar por volver a Primera División que, después de lo visto en esta pretemporada, se ha convertido en un objetivo prioritario.