Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Real Valladolid quiere reencontrarse en Albacete

Rubi, antes de un entrenamiento del Real Valladolid. BORIS GARCÍA

Los de Rubi se enfrentan al colista en el Carlos Belmonte (12.00 horas).

CONVOCATORIA:

 

Real Valladolid: Javi Varas, Dani, Javi Chica, Chus Herrero, Jesús Rueda, Samuel, Peña, Álvaro Rubio, Sastre, Timor, André Leao, Jeffren, Omar, Alfaro, Óscar, Mojica, Bergdich, Óscar Díaz y Guille Andrés.

El Real Valladolid no puede andarse con pequeñeces. El empate del pasado sábado ante la Ponferradina ha dejado atado de pies y manos a los de Rubi, a los que no les queda otra opción que ganar para no desengancharse de la zona alta de la tabla. Pero la cosa no estará fácil. O quizá sí. Enfrente espera el colista de la Liga, el Albacete, toda una incógnita en cuanto a qué cara podría mostrar para este partido.

 

Y es que el encuentro (12.00 horas del domingo, en el Carlos Belmonte) puede ser el definitivo hundimiento de los de Sampedro en la clasificación, o por el contrario una oportunidad de escapar de la zona roja. Con solo una victoria en nueve partidos la balanza parece decantarse hacia el Valladolid, pero resulta que ese único triunfo fue ante el Betis... y en el Benito Villamarín. Toda una gesta.

 

"Pese a su situación en la Liga, el Albacete viene desarrollando buen juego. No podemos fiarnos mucho de eso", explicaba en la previa Rubi, confiado en sus posibilidades pero consciente de que el Alba bien podría dar un susto, y más ante su público. "A fin de cuentas han ganado a Receativo, Zaragoza y Betis". Los dos primeros en Copa del Rey, donde han seguido adelante hasta la misma ronda que los blanquivioletas.

 

Pero la realidad es la que es. Y esta dicta que el Albacete ha perdido sus últimos cinco choques ligueros y, de esta manera, ha quedado relegado al farolillo rojo. Ahí está la duda para el Real Valladolid. ¿Qué juego desarrollará el conjunto manchego? ¿Qué táctica buscará el entrenador pucelano en el Carlos Belmonte?

 

La realidad es que los albaceteños, tras un meritorio ascenso después de tres años en Segunda B, han mantenido de aquella manera un bloque con la intención de que la inercia sirviera para cosechar victorias. Un punto que no ha terminado de darse según lo esperado. De hecho, 'el Queso Mecánico' es el tercer equipo más goleado de la categoría (17 tantos en contra) y el tercero menos goleador (apenas ocho dianas), por lo que el balance su puede tildar más bien de pobre.

 

Y en esas entra el Real Valladolid. Con todos los efectivos posibles a la disposición de Rubi, con la exención de Roger y Valiente, lesionados de larga duración. Lógicamente ambos se quedarán fuera de combate, mientras que Alfaro, por fin, parece que podrá volver a ser de la partida si el entrenador lo estima necesario.

 

De esta manera, el Valladolid viaja a Albacete este sábado por la tarde después del último entrenamiento por la mañana. Si hay algo que queda a la vista es que el equipo, bien lo sabe Rubi, tiene que regresar con los tres puntos.

Noticias relacionadas