El Real Valladolid logra doblegar a un Guijuelo muy ordenado con dos goles de Roger

El Real Valladolid tarda casi 40 minutos en doblegar la resistencia de un Guijuelo atrevido que acabó sucumbiendo a la presión de los de Rubi. Dos goles de Roger en dos minutos fructifican el dominio blanquivioleta.

REAL VALLADOLID 2

CD GUIJUELO 0

 

Real Valladolid: Dani, Chica, Jesús Rueda, Óscar Díaz, Roger, Omar, Chus Herrero, Peña, Álvaro Rubio (Sastre, m. 40), Bergdich, Timor.

 

CD Guijuelo: Garabato, Antonio (Yony, Razvan, Juli Ferrer, Jonathan, Óscar Valero, Yeray (Raúl, m. 23), Carreño, Chuchi, Javi Moreno, Carlos, m. 28), Rubén.

 

Goles: 1-0, m. 37: Roger. 2-0, m. 38: Roger.

 

Árbitro: Vicente Moral Alfonso, auxiliado por García y Ferreira (col. Castilla y León). Amonestan a Razvan (m. 15), Javi Moreno (m. 30)

 

Incidencias: segundo partido del Memorial Agustín Villar disputado en el Ruta de la Plata de Zamora. El Guijuelo sale de rojo.

La segunda unidad del Guijuelo le puso las cosas muy difíciles a todo un Real Valladolid que no solo es de Segunda, una categoría superior, sino que lleva cuatro partidos a sus espaldas y muchas semanas de preparación. Con muchos cambios sobre su primer once ante el Zamora en el primer partido del triangular, los chacineros destacaron por sacarla jugada desde atrás, su orden y solidez y las llegadas de Carreño, bastante solo arriba, pero que se bastó para sacar varias ocasiones.

 

El Real Valladolid tomó la responsabilidad como equipo dominante e intentó poner ritmo y presión. Lo primero lo consiguió con Peña y la movilidad de Timor y Bergdich, los centros de Omar... desde luego que tuvo el dominio, pero el Guijuelo logró zafarse de su presión con una buena salida de balón que los pucelanos solo pudieron desbaratar a partir del minuto 30.

 

Fue a partir de ahí cuando el Real Valladolid se mostró claramente superior y empezó a encerrar al Guijuelo en su área, mientras los balones a Carreño se reducían a la nada en la punta del ataque salmantino. Y las llegadas pucelanas, cada vez más peligrosas.

 

La resistencia chacinera llegó hasta el minuto 37 y ahí se desvaneció. Roger, por dos veces, aprovechaba un boquete en la banda derecha para superar por dos veces a Garabato. Primero en un disparo cruzado y, un minuto después, en una delicada vaselina por encima del meta que ponía el 2-0 y acababa con la resistencia salmantina. Por su parte, el Real Valladolid demostró su capacidad presionante, una de las máximas de Rubi, y una intensidad varios puntos por encima.