El Real Valladolid llega invicto e imbatido a su primera gran prueba

Imagen del primer once de Paco Herrera. A. MINGUEZA

La era de Paco Herrera ha comenzado con tres triunfos y sin encajar goles, algo que el conjunto blanquivioleta espera prolongar durante su concentración en Melgaço.

Con seis goles a favor y ninguno en contra, el Real Valladolid afronta la primera gran prueba de la pretemporada este jueves ante el Celta de Vigo (20:00 horas). El equipo de Paco Herrera lleva desde el lunes en Melgaço (Portugal), lugar elegido para la concentración. Precisamente en las instalaciones de entrenamiento disputará el encuentro ante el conjunto celeste.

 

La era de Paco Herrera ha comenzado con buen pie en el Pucela. El inicio de la pretemporada y los fichajes están haciendo más fácil a los aficionados el olvido de la temporada pasada. Las victorias ante Toledo (2-0), Guijuelo (1-0) y Zamora (0-3) han dado un plus de motivación a una plantilla renovada.

 

Bien es cierto que los triunfos fueron -y son- importantes, pero hay que tener en cuenta que se produjeron ante rivales de menor entidad y categoría. Por ello, el amistoso de este jueves frente al Celta cobrará una relevancia especial. El conjunto vigués cuajó una gran temporada en el curso anterior y prepara esta con más hambre, ya que volverá a disputar competición europea.

 

El choque servirá para que el plan de Paco Herrera siga ganando fuerza y el equipo continúe evolucionando. Seguramente se vuelva a ver el despliegue físico trabajado durante la pretemporada, como ocurriera en el Memorial Agustín Villar. Y, más allá de eso, algunos jugadores que no tienen garantizada su presencia en la plantilla podrán terminar de convencer al técnico. En este caso, el de Caye Quintana es el ejemplo más claro.