El Real Valladolid descarta impugnar el partido ante el Valencia

El presidente del club vallisoletano, Carlos Suárez, prefiere olvidar el tema, pasar página y centrarse en el próximo partido frente al Getafe.

El partido entre el Valencia y el Real Valladolid disputado el día de ayer ha traído cola. Y todo porque cuando parecía que el partido estaba abocado al empate, un jugada cambió el resultado final del encuentro.

 

En el minuto 93 de partido, el defensa blanquivioleta Balenziaga provocó un saque de banda a la altura de la línea de fondo del campo local y el colegiado del encuentro, el canario Hernández Hernández, indicó balón para el equipo visitante. Pero mientras los jugadores vallisoletanos decidían quien sacaba, el jugador del Valencia, Adil Rami, cogió el balón y lo puso en juego como si el saque de banda fuese a favor del conjunto valenciano. Y el árbitro no hizo nada. Permitió que el juego continuara y, además, la jugada terminó con el segundo gol del Valencia, obra de Jonas.

 

El entrenador del Real Valladolid, Miroslav Djukic, no daba crédito a lo sucedido. “La decisión del árbitro me dejó flipado. En un saque de banda a nuestro favor, el árbitro nos dijo que sacáramos rápido y cuando el defensa se alejó de la banda para que sacara un compañero, un jugador del Valencia cogió el balón y sacó”.

 

Los abogados del club blanquivioleta estaban estudiando presentar una denuncia ante el comité de competición, pero ha sido el presidente del club, Carlos Suárez, el que ha dado marcha atrás. El máximo accionista del equipo vallisoletano ha declarado que lo que se podía conseguir con la queja iba a ser mínimo y prefiere que el equipo se olvide del tema, pase página lo antes posible y que se centre en el partido del próximo fin de semana frente al Getafe.

Noticias relacionadas