El Real Valladolid cumple en Mendizorroza y se cita con las Palmas en el play off (0-2)

LFP

Rubi aprovechó el choque para hacer probaturas en la alineación de cara a la liguilla de ascenso, en lo que acabó siendo un partido descafeinado. Roger de penalti y Pereira hicieron los goles.

Ficha Técnica:

 

0 - Alavés: Manu Fernández, Medina, Laguardia, Einar, Migue, Beobide, Rafa García (Lanzarote, m. 79), Sangalli (Tejera, m. 73), Juli, Juanma (Sergio Llamas, m. 52), Despotovic.

 

2 - Valladolid: Javi Varas, Jeffren (Chica, m. 61), Chus Herrero, Rueda, Mojica, Leao, Rubio, Omar, Jonathan Pereira, Oscar Díaz (Alfaro, m. 67), De Melo (Roger, m. 73).

 

Goles: 0-1, m.77: Roger, de penalti. 0-2, m.92: Jonathan Pereira.

 

Árbitro: Arcediano Monescillo (Comité Castellano Manchego). Amonestó a Rafa García, Migue y Beobide, por el Alavés, y a Jeffren y Omar, por el Valladolid.

 

Incidencias: Partido de la jornada 41 de la Liga Adelante disputado en el estadio de Mendizorroza ante 9.013 espectadores, según el club.

Poca historia del Real Valladolid en su visita a Mendizorroza. Los de Rubi cumplieron el papel para imponerse por 0-2 al Alavés, a merced de los goles de Roger de penalti y Pereira, y se cita así con Las Palmas para el play off, ya de manera matemática, en la que será la primera piedra de toque para los pucelanos en su camino hacia el ascenso. En un partido más bien soso, aburrido por momentos, Rubi aprovechó para hacer experimentos que no funcionaron demasiado bien, hay que decir.

 

Y es que la primera parte, al menos, ya dejó ver por dónde iban a ir los tiros del resto del partido. Rubi decidió que a falta de verdaderos alicientes para llegar al ascenso directo, al menos estos dos partidos que quedaban de Liga eran un buen momento para experimentar. Y vaya si lo hizo. El entrenador catalán revolucionó el once donde entraron De Melo y Pereira arriba, acompañados de Óscar Díaz, con Roger en el banquillo.

 

Pero no era la única novedad. Mojica y Jeffren cubrían los laterales, con Omar un poco más adelantado. Y el resultado no fue brillante, precisamente. Si por lo menos los blanquivioletas conseguían salvarse en defensa, en ataque todo era un drama. Los delanteros apenas recibían balones, las transiciones de defensa a ataque eran inexistentes y así, claro, era imposible hacer gol.

 

¿Y el Alavés? Pues a lo suyo. En el último partido de la temporada en casa y con el objetivo de la salvación más que conseguido, era momento de disfrutar, que no de dejarse llevar. Queda claro que el trabajo de Alberto López en el banquillo es y ha sido excelente todo el año, con una presión de la que no conseguía librarse el Pucela. Pero como con eso era insuficiente para adelantarse al marcador, y con un Despotovic que no tenía el día, el resultado al descanso era previsible; 0-0.

 

La segunda parte sería poco más o menos lo mismo. Sin nada en juego para ninguno de los equipos, más allá de confirmar el rival del Pucela en el play off, se notaba en el ambiente que los jugadores no estaban por la labor de darlo todo. Se entró entonces en una vorágine de cambios, visto Rubi que no había tenido demasiado éxito en su planteamiento inicial.

 

Pero cambió poco la cosa. A este Valladolid le sigue faltando lo mismo que no ha tenido en toda la temporada, y son las ganas de comerse al contrario, de demostrar que él es el máximo candidato a subir en el play off. Una plantilla que ya querrían muchos de Primera y que no termina de dar un golpe sobre la mesa. En la segunda parte en Mendizorroza eso se tradujo en fútbol aburrido a ratos.

 

Hasta que llegó el momento de darle un poco de ánimo al tema. Un penalti, supuestamente por mano, dentro del área del Alavés permitió a los de Rubi adelantarse en el marcador gracias a Roger, para por lo menos decir que vuelve a casa con los tres puntos. No se pudo ver mucho juego ni claridad de ideas, pero al menos la inercia de victorias es un plus para la liguilla de ascenso. La consiguiente diana de Pereira, también recuperado para la causa junto a Alfaro, que disputó unos minutos nueve meses después, son las mejores noticias para el Valladolid antes de otro partido intrascendente ante el Llagostera que tendrá lugar la semana que viene.