El Real Valladolid blinda su portería en Zorrilla

Kepa salta a por un balón durante un partido en Zorrilla esta temporada. REAL VALLADOLID

El conjunto blanquivioleta es uno de los tres únicos equipos de Segunda División que aún no ha recibido goles cuando juega como local.

Las sensaciones no son buenas, la marcha en la clasificación tampoco, pero hay algo de lo que el Real Valladolid sí puede presumir transcurridas seis jornadas de campeonato liguero. Después de que los veintidós conjuntos de Segunda División hayan disputado tres partidos como local, tan solo hay tres que hayan conseguido no hacerles pasar a sus aficionados el mal trago de ver cómo les marcan un gol en directo. ¿Lo adivinan? Sí, el Pucela es uno de ellos.

 

Y es que el conjunto de Gaizka Garitano estará ofreciendo muchas dudas en cuanto a juego y resultados, pero una de las pocas alegrías que ha podido darle hasta el momento al respetable de Zorrilla es una solidez defensiva inmejorable por ahora. Kepa Arrizabalaga no ha tenido que recoger el balón ni una sola ocasión del fondo de la red en los enfrentamientos ante Alcorcón (2-0), Bilbao Athletic (1-0) y el ya sabido de este domingo frente al Nástic (0-0).

 

De hecho, más allá de juegos y resultados es obvio que el Real Valladolid no cuenta con malos números cuando ejerce como local. El problema es que todo se tuerce cuando toca coger el autobús para alejarse de Zorrilla, y más si se pone la lupa sobre el esquema y el estilo que ejerce el Pucela.

 

La cuestión es que los blanquivioletas, junto a Ponferradina y Lugo, son los tres equipos que siguen intocables en casa. ¿La diferencia? Pues que los leoneses mejoran la marca con seis dianas a favor en esos tres partidos y el Lugo la empeora, con solo dos, si bien acumula también dos victorias y un empate como el propio Valladolid, quien por cierto rompe su buena racha en casa con seis tantos encajados como foráneo. De cerca, aunque ya sin la portería impoluta, siguen Mallorca, Albacete, Alcorcón y el líder Osasuna, todos ellos con un gol encajado.

 

Sobra decir que pese al significativo dato lo importante está en la suma. La realidad dicta que el equipo blanquivioleta se encuentra decimotercero en la tabla, lejos de los puestos de play off y más aún de los de ascenso directo. El próximo domingo toca visitar El Alcoraz y, una vez que esta pasada jornada no se ha cumplido en Zorrilla, será el momento de recuperar el terreno perdido.