El Real Valladolid B sigue en racha a costa del Burgos

El filial blanquivioleta remontó el gol inicial de Adrián para hundir un poco más al conjunto visitante.

FICHA TÉCNICA

 

REAL VALLADOLID B: Dani Hernández; Corral (Arroyo, min. 60), Mario Robles, Calero; Royo; Mayoral (Samanes, min. 77), Rai, Anuar, Dani Vega (Marí, min. 44); Higinio e Iván Martín.

 

BURGOS CF: Aurreko; Andrés, Ramiro, Uxío (Álvaro Montero, min. 46), Jorge García, Jorge Fernández; Prosi (Germán, min. 90), Cusi; Armiche, Adrián Hernández y Diego Suárez (Fito Miranda, min. 73).

 

GOLES: 0-1, minuto 17: Adrián Hernández; 1-1, minuto 20: Mayoral; 2-1, minuto 30: Iván Martín; 3-1, minuto 36: Higinio; 3-2, minuto 78: Arroyo (p.p.); 4-2, minuto 90+2: Higinio.

 

ÁRBITRO: Rezola Etxeberria, asistido en las bandas por Rodríguez Echavarri y Sarasua Aranburu. Mostró tarjeta amarilla a los locales Corral, Iván Martín y Calero, y a los visitantes Diego Suárez, Jorge Fernández, Adrián Hernández, Fito Miranda, Andrés y Cusi.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 12 del Grupo I de Segunda B. Alrededor de 400 espectadores presenciaron el encuentro en Los Anexos, con representación de la afición visitante.

Suma y sigue para el Real Valladolid B, que acumula tres victorias consecutivas. La última la ha obtenido este miércoles, en la jornada entre semana, frente al Burgos CF. Dos equipos de Castilla y León cara a cara, aunque en situaciones muy diferentes. Eso se reflejó sobre el sintético de Los Anexos, donde el Promesas impuso su fútbol y ganó por 4-2.

 

Pese al resultado, el filial blanquivioleta tuvo que luchar hasta el último instante, cuando Higinio, tras aprovechar el enésimo fallo defensivo, cogió el balón, avanzó hasta plantarse delante de Aurreko y le batió en el mano a mano. Aquel fue el 4-2, con el que el equipo de Rubén Albés respiró y vio la victoria, ya sí, en el bolsillo.

 

Porque el encuentro, con la intensidad como protagonista, empezó mejor para el Burgos. Diego Suárez tuvo las dos primeras, pero en ninguna de las dos remató entre los tres palos. A punto estuvo de pagar el perdón, pero Aurreko, primero, y el larguero, después, repelieron los testarazos de un Calero que volvió a cuajar un buen partido.

 

El susto no pesó al conjunto visitante, que salió mejor y sí acertó en la tercera. Adrián Hernández, tras un buen centro desde la derecha, cabeceó el esférico a la red con un gran gesto técnico. 0-1 a los 17 minutos, y plantilla y afición burgalesa respiraron.

 

Aunque se les atragantó el gol. Su defensa no acertó a despejar un balón, tras una falta lateral, y por allí apareció Mayoral, que se lo llevó y disparó desde el borde del área para devolver las tablas tres minutos más tarde.

 

El Promesas despertó con el 1-1 y se hizo con el control. Iván Martín avisó en una salida de Aurreko, pero en esa no logró finalizar la jugada. Sí lo consiguió en la siguiente ocasión, en la que se zafó en la banda izquierda de un lento Uxío, regateó al portero burgalés sin tocar la pelota -emulando a Ronaldo Nazario-, se la acomodó y culminó la remontada.

 

La locura se apoderó de Los Anexos, y los aficionados -sobre todo locales- disfrutaron en la grada con un partido entretenido. El Burgos lo intentó con un tiro lejano de Jorge Fernández que obligó a Dani Hernández a despejar a saque de esquina. Aunque el Real Valladolid B no sufría. De hecho, aprovechando otro error de la zaga blanquinegra, Mayoral condujo el balón, se fue hacia la izquierda y metió un pase de la muerte para que Higinio lo empujara a la jaula.

 

Con el 3-1, parecía que el triunfo se iba a quedar en casa, pero todavía quedaba toda la segunda mitad por delante. Jorge Fernández le hizo una brecha debajo de la cega a Dani Vega, que tuvo que ser sustituido justo antes de llegar al descanso.

 

Los planes de Rubén Albés no fueron trastocados demasiado, aunque Mandiola ya los tenía del revés. Por eso dejó en el vestuario a Uxío, quien no estuvo nada acertado, y dio entrada a Álvaro Montero. El corpulento delantero se erigió el faro de los suyos en ataque.

 

Iván Martín tuvo la sentencia en una vaselina que superó a Aurreko, pero que se estrelló en la parte superior del larguero. El fallo pudo costar caro, puesto que en la jugada siguiente Montero envió un balón al poste, tras ganar la espalda a la defensa blanquivioleta.

 

El Burgos fue adquiriendo protagonismo con el paso de los minutos y puso en apuros al Promesas. Una falta lanzada por Adrián complicó a Dani, que sacó el esférico como pudo. Después, el linier señaló fuera de juego del mismo jugador, que logró marcar.

 

Todo apuntaba a que el resultado final no iba a ser ese porque las ocasiones claras siguieron. Aurreko aguantó en un mano a mano con Mayoral y desbarató la oportunidad con el pecho. El gol rondaba y llegó, pero para el Burgos. Dani Hernández ganó la partida a Montero, aunque por allí apareció Arroyo para intentar acabar con el peligro y, sin querer, metió la pelota en su portería.

 

El 3-2 simplemente sirvió para aguantar la emoción. Los visitantes no estuvieron cerca del empate porque no generaron más para intentar conseguirlo. Aunque todavía quedó tiempo para el tanto de Higinio, que firmó el doblete gracias al fallo de Ramiro y su buena definición.

 

La victoria deja al Real Valladolid B en la séptima posición con 18 puntos, mientras que el Burgos continúa en la última con tan solo seis. Sin tiempo para descansar, el Promesas visitará al Lealtad y el Burgos recibirá a otro filial, al del CA Osasuna.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: