El Real Valladolid abandona Mondariz con una victoria en el bolsillo (0-2)

REAL VALLADOLID

Juanpe y Guzmán, que ya lleva tres goles estapretemporada, doblegaron la resistencia del Pontevedra en el último cuarto de hora del encuentro.

Ficha técnica

 

(0) Pontevedra C.F.: Edu; Adrián, Campillo, Capi, Bruno; Kevin Presas, Pedro García; Tubo, Tomás, Jaboco; y Pablo Carnero. También jugaron Lloves, Mouriño, Borjas, Miguel Loureiro, Álex Fernández, Pablo, Miki, Rodri, Ramón Verdú y Santi.

 

(2) Real Valladolid: Mariño; Chica (Arroyo, min. 73), Samuel (Royo, min. 73), Marcelo Silva (Juanpe, min. 46), Ángel (Hermoso, min. 73); Álvaro Rubio (Anuar, min. 73), André Leao (Timor, min. 46); Juan Villar (Toni, min. 73), Zambrano (Dani Vega, min. 73), Alfaro (Guzmán, min. 46); y Caye (Óscar, min. 46).

 

Árbitro: González Sobrado (C.T. Gallego) amonestó a los locales Adrián, Borjas, Kevin Presas y Mouriño y a los visitantes André Leao, Álvaro Rubio y Javi Chica.

 

Goles: 0-1, min. 64: Juanpe, entrando desde atrás en un córner, cabecea de forma inapelable. 0-2, min. 72: Guzmán empuja a puerta vacía una contra.

 

Incidencias: Unos 800 espectadores presenciaron el encuentro en el Estadio de Pasarón. Óscar recogió el XXXIX Trofeo Ciudad de Pontevedra.

El Real Valladolid puso este sábado punto final a su stage veraniego de seis días en Galicia con una victoria por 0-2 ante el Pontevedra C.F., conjunto de Segunda B, en el Estadio de Pasarón. El Pucela cargó en el autobús el XXXIX Trofeo Ciudad de Pontevedra y puso rumbo a Valladolid, donde descansará este domingo par a volver a los entrenamientos este lunes, a partir de las 9,30 horas.

 

El partido de Pasarón comenzó bien para el Pucela. Su presión en la salida del balón sorprendió al conjunto local, que para cuando quiso entrar en el partido ya había visto como su portero Edu había tenido que hacer dos paradones para evitar el tanto vallisoletano, a sendos cabezazos primero de Caye y después de Alfaro.

 

Poco a poco la contienda se fue igualando y el Pontevedra C.F. también jugó bien al fútbol, triangulando, moviendo el balón al primer toque y consiguiendo llegar hasta las inmediaciones de Diego Mariño, aunque el arquero vallisoletano no tuvo que hacer ninguna intervención de mérito. Sin duda, el equipo gallego dejó una buena imagen en su presentación ante sus aficionados.

 

En la segunda mitad fue al Pucela al que le costó meterse en un encuentro que por momentos se tornó en una ida y vuelta sin mucho criterio, demasiadas imprecisiones y alguna entrada a destiempo.

 

Pero en el último cuarto del partido, el Real Valladolid, que nunca dejó de correr y presionar, arrolló al Pontevedra. Juan Villar avisó a Edu y Juanpe y Guzmán dieron la puntilla al cuadro gallego. Tras el carrusel de cambios, pudo marcar algún tanto más el Pucela –la defensa sacó bajo palos un gol cantado de Óscar y Dani Vega estuvo a punto de remachar a bocajarro-, pero el 0-2 ya no se movió.

 

El siguiente amistoso del Real Valladolid tendrá lugar en Portugal el próximo miércoles, a las 20 horas. El Pucela se medirá al Rio Ave, conjunto de la Primera división portuguesa, en Vila do Conde.