Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Real Madrid sucumbe en Mestalla y dice adiós al récord

Foto: Europa Press

Los goles de Barragán y Otamendi remontan al líder, que se adelantó por medio de Cristiano.

2 VALENCIA: Diego Alves; Orban, Otamendi, Mustafi; Barragán (Feghouli, min.73) Parejo, Enzo Pérez, Piatti (Gayá, min.23); André Gomes; Negredo (Rodrigo, min.79) y Alcácer.

 

1  REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Kroos, Isco, James (Khedira, min.71), Bale (Jesé, min.71); Cristiano y Benzema (Chicharito, min.79).

 

GOLES: 0-1, min.14: Cristiano, de penalti. 1-1, min.52: Barragán. 2-1, min.65: Otamendi.

 

ÁRBITRO: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a Gayá (min.23), Enzo Pérez (min.29), Mustafi (min.33), Alcácer (min.42), Parejo (min.43) y Orban (min.61) por parte del Valencia. Y a Ramos (min.15), Isco (min.39) y Carvajal (min.63) por parte del Real Madrid.

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en Mestalla. Los jugadores del Valencia hicieron el pasillo de honor a los futbolistas del Real Madrid por la consecución del Mundial de Clubes conquistado en Marruecos el pasado mes de diciembre.

El Real Madrid cayó derrotado (2-1) este domingo ante el Valencia en Mestalla, en el encuentro correspondiente a la decimoséptima de la Liga BBVA, tras dejarse remontar el tanto inicial de Cristiano Ronaldo en una mala segunda parte y que pone fin a la racha triunfal de 22 victorias consecutivas en partidos oficiales.

  

El conjunto de Ancelotti no pudo alargar el récord de triunfos seguidos --no perdía desde la jornada 3 ante el Atlético-- tras caer derrotado ante un Valencia que mereció la victoria por intensidad y que remontó en la segunda parte el tanto inicial de penalti de Cristiano. Los de Nuno, guiados por un excelente André Gomes, dieron la vuelta al marcador en la segunda parte a base de coraje y ganas ante un Madrid que no estuvo cómodo y fino durante ningún momento del duelo.

  

El técnico local Nuno puso un equipo con tres centrales y cinco centrocampistas --incluido el recién llegado Enzo Pérez-- para tratar de ganar la posesión a los blancos. Por su parte, el Real Madrid empezó con el once tipo con Ramos y Marcelo como titulares a pesar de las molestias con las que ambos llegaban al choque.

  

El Valencia repitió la salida en tromba como contra el Atlético --se puso con 3-0 en los primeros quince minutos-- pero con precipitación, algo que le penalizó para ponerse por delante ante el líder. En los primeros minutos el Real Madrid no consiguió tranquilizar el juego y el duelo era un ida y vuelta.

  

Sin embargo, en el minuto 14 sucedió la jugada clave del encuentro. Gil Manzano pitó penalti por una mano del delantero Álvaro Negredo ante las protestas de todo Mestalla que veían involuntaria la infracción del atacante vallecano. Cristiano no falló engañando al especialista Diego Alves y alcanzó los 26 goles en liga --8 de penalti--.

  

Con el 0-1, los de Ancelotti crecieron en el partido tras adueñarse de la posesión y pudieron sentenciar en el 25 pero Cristiano falló a puerta vacía con Alves ya batido. El partido se volvió muy bronco y hasta siete jugadores vieron la tarjeta amarilla antes del descanso. El portugués André Gomes tuvo la mejor oportunidad del Valencia pero su disparo se estrelló contra el poste.

 

ANDRÉ GOMES GUÍA LA REMONTADA

 

Nada más comenzar la segunda parte, de nuevo André Gomes estuvo a punto de igualar el choque con un disparo duro que se fue lamiendo el palo. El Valencia empezó fuerte en busca de la igualada y la encontró en el 52 cuando un disparo de Barragán pegó en Pepe para desviar la trayectoria ante la que nada pudo hacer Casillas. Mestalla estalló y sus jugadores se volcaron a por la victoria.

  

Los valencianistas, sobre motivados durante todo el partido, completaron la remontada en el 65 con un cabezazo extraordinario del central argentino Otamendi, en un saque de esquina, para el delirio de la afición 'che'.

  

Con el marcador en contra, Ancelotti movió el banquillo y dio entrada a Jesé y Khedira por un desafortunado Bale y James. Los blancos se fueron al ataque y pudieron empatar pero Ramos, de nuevo tras un córner, envió su cabezazo fuera por poco. En el 84, el guardameta Alves salvó a los locales con un paradón tras un cabezazo a bocajarro de Isco --el mejor del Real Madrid-- haciendo olvidar los fantasmas del choque ante el Barcelona --ganó en el descuento con el tanto de Busquets--.

  

El campeón de Europa siguió acosando durante los últimos minutos pero terminó hincando la rodilla en Mestalla y poniendo fin a una histórica racha de 22 victorias consecutivas, a dos del récord absoluto que ostenta Curitiba con 24. Asimismo, los madridistas dan la oportunidad al Barça de acostarse como líder --con un partido más-- y con el derbi copero ante el Atlético a la vuelta de la esquina. La cuesta de enero ha comenzado.