El Real Madrid se mete en la cueva y sobrevive de milagro

Lewandowski y compañía hicieron sufrir de lo lindo al Real Madrid y Casillas resultó providencial

El Real Madrid perdió 2-0 en Dortmund en un encuentro en el que flirteó con la eliminación tras una nefasta primera parte, en la que erró un penalti con 0-0, y que consiguió dejar la puerta a cero en una segunda mitad en la que apareció la figura de Iker Casillas.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

BORUSSIA DORTMUND: Weidenfeller; Friedrich, Hummels, Durm, Piszczek (Aubameyang, min.82); Kirch, Jojic, Reus, Mhkitaryan, Grosskreutz y Lewandowski.

 

REAL MADRID: Iker Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrao; Illarramendi (Isco, min.46), Xabi Alonso, Modric; Bale, Di María (Casemiro, min.73) y Benzema (Varane, min.92).

 

GOLES

   1-0, min.24, Reus.

   2-0, min.37, Reus.

 

ÁRBITRO: Damir Skomina (ESL). Amonestó a Reus (min.75) y Aubameyang (min.82) por parte del Borussia Dortmund y a Ramos (min.27), Alonso (min.31), Carvajal (min.68), Casemiro (min.83) y Benzema (min.91).

 

ESTADIO: Signal Iduna Park.

El partido estuvo lejos de ser un trámite para el Real Madrid. Durante  gran parte del choque, el fantasma del 4-1 del pasado año nubló las mentes de los jugadores del Real Madrid y el equipo de Ancelotti estuvo muy cerca de pagarlo caro. Y eso que antes de la tormenta que desataron los alemanes en el Signal Iduna Park, Di María pudo adelantar al Madrid de penalti; pero se resbaló al tirar y Weidenfeller paró la pena máxima.

 

Era el minuto 20 y tanto los locales como los visitantes interpretaron ese error como una señal. Unos supieron que tendrían que sufrir para visitar las semifinales por cuarto año seguido y otros que podían hacer sufrir. En el campo, eso se tradujo en que el equipo blanco empezó a perder balones ante la presión 'borusser'.

 

Desde el fallo de Di María, el partido se le vino encima al Madrid. Lo que en un principio empezó como esperar la oportunidad al contraataque, acabó con el equipo merengue defendiendo en su área y con los centrocampistas blancos perdiendo el balón en cada salida del equipo blanco desde atrás.

 

Los dos goles del Borussia vinieron tras dos errores puntuales. El primero, una mala cesión de Pepe; el segundo, un error en el pase de Asier Illarramendi. Ancelotti señaló al vasco en el descanso, cambiándolo por Isco, pero en los primeros 45 minutos, los errores llegaron de todos los lados.

 

Hasta en jugadores frecuentemente fiables como Xabi Alonso y Luka Modric. Es posible que el croata cometiera más errores en esa media parte que en lo que va de temporada. Igual que es posible que Xabi Alonso esté, un año más, en su peor momento de forma en el mes clave de la competición.

 

El autor de los dos tantos fue Marco Reus. El media punta demostró su enorme clase echándose el equipo a la espalda en el intento de remontada. No estuvo solo Reus, pues Lewandowski y Hummels también brillaron en la noche de Dortmund. Ellos tres eran los retales que quedaban de la columna vertebral del equipo alemán. Un núcleo muy mermado en estos cuartos de final por las numerosas bajas.

 

CASILLAS SUJETA AL MADRID

 

Desde el descanso y hasta el minuto 60, en el estadio Westfallen se vivió un espejismo. El Madrid tuvo cierto control sobre el partido, consiguiendo enlazar alguna posesión larga con alguna ocasión de peligro. Pero arriba, sin Cristiano Ronaldo, fuera del partido por lesión, Bale y Benzema se hicieron más pequeños sin el 'Balón de Oro' en el campo y no consiguieron marcar el gol de la tranquilidad para el Madrid.

 

Tras una ocasión a la que no llegó Benzema en boca de gol, llegó la última ofensiva alemana. Y esos minutos de asedio alemán tuvieron dos protagonistas, Mhkitaryan y Casillas. El armenio falló todo lo fallable. Primero tiró al palo con la portería vacía y luego se encontró con Casillas.

 

El portero mostoleño volvió a emerger, como siempre en las grandes citas, salvando a su equipo con dos paradas. Especialmente meritoria fue la segunda. La primera, ante el mismo Mhkitaryan, fue más sencilla, pero un minuto después de ésa, hizo la parada que mantuvo al Madrid en el partido. Esta vez a Kevin Grosskreutz.

 

En un partido con muchos puntos de inflexión, ese fue el último. Desde el minuto 70 hasta el final, el encuentro se partió hasta el punto de que, fruto del cansancio y la necesidad de los alemanes, el gol pudo caer de cualquiera de los dos lados.

 

Pero ni los alemanes ni el equipo madridista consiguieron mover el marcador y finalmente el Madrid pasó a semifinales de la Liga de Campeones. Una clasificación que es precisamente la única buena noticia para el Madrid. Mucho tendrá que mejorar el equipo de Ancelotti si quiere estar en Lisboa el 24 de mayo.

Noticias relacionadas