El Real Madrid se enfrenta a los Beijing Ducks chinos en representación de la Euroliga

El capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, en el suelo junto al barcelonista Víctor Sada

Los de Pablos Laso tendrán que aplazar el primer partido de la Liga Endesa que se disputa dos días más tarde.

El Real Madrid se medirá el próximo 11 de octubre en Pekín a los Beijing Ducks en un partido de exhibición y permanecerá varios días allí para fomentar la creciente relación existente entre la Euroliga y China e intercambiar experiencias del baloncesto, según confirmó este miércoles la Euroliga.

 

El subcampeón de Europa y campeón de la Liga Endesa se convertirá de esta forma en el cuarto equipo de la competición en visitar el país asiático y enfrentarse a conjuntos chinos siete años. El Alba Berlín alemán llevó a cabo una gira de pretemporada en China en 2011 y el CSKA Moscú y el Benetton Treviso representaron a la máxima competición europea allí en 2007 en la CBA-Euroleague Challenge.

 

Entre los actos previstos para la visita del Real Madrid, están las actividades de promoción, entrenamientos con jugadores y entrenadores locales y turismo por los lugares más famosos del país.

 

De este modo, el conjunto blanco tendrá que aplazar, con casi total seguridad, su estreno en la Liga Endesa, previsto para el fin de semana del 12-13 de octubre, en la cancha del Blancos de Rueda Valladolid.

 

"Estamos muy orgullosos de que uno de los clubes más conocidos en el mundo, el Real Madrid, estará representando a la Euroliga  en Pekín el próximo octubre", dijo el presidente y director ejecutivo de la Euroliga, Jordi Bertomeu.

 

El directivo recordó que los aficionados tendrán la oportunidad de ver "a uno de los equipos de baloncesto más excitantes del mundo". "Este es un paso más en nuestra creciente relación con el baloncesto chino, incluyendo a Shang Ping, primer jugador del país en unirse a la Euroliga esta temporada con el Panathinaikos de Atenas. Estamos convencidos de que habrá cada vez más oportunidades como ésta para ver equipos de la Euroliga, los grandes aficionados en China llegarán a amar a nuestro estilo de juego y nuestra devoción por el baloncesto", señaló.

 

Por su parte, Juan Carlos Sánchez, director de la sección de baloncesto madridista, cree que esta visita "es una oportunidad única para ampliar aún más la imagen del club" y del baloncesto español "a un país con un potencial impresionante a todos los niveles".

 

"Va a ser una experiencia enriquecedora que fomentará el entendimiento mutuo entre el baloncesto chino y el español. Es la primera vez que el Real Madrid juega un partido en China, y tener esta oportunidad ahora es un honor para nosotros. Queremos ofrecer la mejor imagen y competir al máximo para que los aficionados en China disfruten de un gran espectáculo y puedan llevarse a casa recuerdos inmejorables de nuestra visita a su país", finalizó Sánchez.