El Real Madrid 'pega un portazo' a la pretemporada con otra derrota

La primera mitad tuvo dos protagonistas por equipo. Cristiano Ronaldo y Di María en el Real Madrid y Pizarro y Mario Gómez por la Fiorentina.

El Real Madrid ha caído este sábado ante la Fiorentina (1-2) en el último partido de pretemporada, disputado en el Stadion Narodowy de Varsovia, que sirvió como preparación para la Supercopa de España de la próxima semana y en el que a pesar de la derrota el conjunto blanco dio una buena imagen, en especial el argentino Ángel Di María.

 

  

Buen partido el que vieron este sábado en Varsovia, con dos equipos que buscaron atacar y que demostraron tener jugadores para ser protagonistas en sus ligas. En especial un Real Madrid en el que si la plantilla ya era larga, ahora ha aparecido un Di María que se suponía estaba más fuera que dentro del club blanco, pero que fue el mejor de los madridistas.

  

La primera mitad tuvo dos protagonistas por equipo. Cristiano Ronaldo y Di María en el Real Madrid y Pizarro y Mario Gómez por la Fiorentina. El argentino, más allá de rumores sobre su traspaso, estuvo omnipresente durante todo el choque y especialmente en una primera parte en la que el Madrid fue un equipo muy largo. Dio la sensación de que entre Ronaldo, que jugó de falso '9', y la pareja Varane-Nacho había un mundo.

  

A pesar de eso, el conjunto de Ancelotti llegó con peligro a las inmediaciones del área de Neto, sobre todo gracias a la pareja antes mencionada. Y es que Di Maria y Cristiano estuvieron en todas las jugadas peligrosas, empezando por el primer gol en el minuto 4 de partido. Un tanto que vino a recordar que aunque este año se busque el control y el dominio a través de la posesión, en lo que este equipo es el mejor del mundo es al contragolpe.

  

Fue tras un córner de la 'Fiore' cuando se vio que este equipo tiende a correr siempre que puede. Tras despejar la defensa, el balón le cayó al portugués que comenzó a correr y abrió a banda derecha, donde como si de una carrera de relevos se tratase esperaba Di María para coger el testigo. Tras una gran carrera por banda el '22' blanco le cedió un pase a Cristiano que solo tuvo que empujar. Demostración de poderío físico.

  

Cuando la Fiorentina reaccionó al golpe, comenzó a dominar. Y es que los de Montella son un equipo alejado del prototipo italiano, que busca llegar con el toque corto por bandera y con jugadores de la clase de Borja Valero, Aquilani y Pizarro en el centro. Este sábado el chileno estuvo muy bien, dirigió las operaciones y fue el motor de su conjunto. Enfrente además tuvo a una pareja que no acaba de funcionarle a Ancelotti, Xabi Alonso e Illarramendi.

  

Así, poco a poco, el equipo viola que ya dominaba, se aproximó al área de un Keylor Navas que solventó su debut con nota. Poco pudo hacer el costarricense ante el remate de cabeza de Mario Gómez tras un centro de Aquilani. El delantero no falló en su hábitat natural. Con el empate se llegó al descanso.

 

KROOS, BENZEMA Y DE NUEVO DI MARÍA

 

Con el paso por vestuarios llegaron algunos cambios en los madridistas. Se quedaron en el banquillo Cristiano, un desapercibido James, Marcelo y Xabi Alonso y entraron Benzema, Carvajal, Coentrao y Kroos. El francés y el alemán le dieron otro aire al Madrid, sobre todo en los primeros veinte minutos de la segunda mitad.

  

Volvió a quedar constancia de que son dos tipos que hacen mejores a sus compañeros, que juegan con la cabeza arriba, siempre buscando el pase. Eso ocurrió este sábado en Varsovia hasta que aguantó el físico del equipo. El Real Madrid se hizo con el control y tuvo varias ocasiones, pero tras ese arranque los italianos volvieron a meterse en el choque y a dominar los últimos instantes, de la mano esta vez de un magnífico Valero.

  

Cuando al Madrid le fallaron las fuerzas y se comenzó con el carrusel de cambios, volvió a aparecer 'el Fideo'. El argentino debutaba en esta pretemporada aunque no lo pareció por su aguante y su presión durante los momentos finales. Incluso tuvo la mejor de los suyos tras una gran jugada personal que concluyó con una vaselina que se le marchó fuera por poco.

  

Para entonces ya había anotado el segundo tanto el equipo de Montella. Lo hizo además un ex canterano blanco, Marcos Alonso. El lateral definió ante Navas tras un error de Khedira, otro que está en el punto de mira pero que no estuvo tan entonado como Di María.

  

Al final, derrota madridista pero imagen positiva de un Madrid que disputará la semana que viene la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid. Para entonces se verá si Ancelotti apuesta por Di María o Keylor Navas o continúa con los mismos que ganaron la Supercopa de Europa.