Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El Real Madrid pasa una buena resaca

Ayón ante el Brose Baskets en Euroliga

Los de Laso superan un mal inicio y cierran una victoria crucial en la difícil cancha del Brose Baskets.

 

FICHA TÉCNICA.

BROSE BASKETS BAMBERG: Melli (10), Wanamaker (16), Strelnieks (11), Heckmann (2) y Radosevic (11) --quinteto inicial-- Zisis (9), Miller (20), Theis (4), Harris (-) y Staiger (3).

REAL MADRID: Llull (21), Carroll (8), Maciulis (8), Thompkins (-) y Ayón (11) --quinteto inicial--; Sergio Rodríguez (4), Rivers (2), Taylor (4), Reyes (18), Nocioni (4) y Lima (10).

PARCIALES: 26-23, 19-23, 20-26 y 21-18.

ÁRBITROS: Christodoulou (GRE), Radovic (CRO) y Vojinovic (SRB). Sin eliminados.

PABELLÓN: Arena Nurnberger Versicherung. 8.200 espectadores.

El Real Madrid consiguió este jueves un triunfo vital en el 'Top 16' de la Euroliga tras imponerse al Brose Baskets Bamberg (86-90) en la octava jornada y prolongó su gran estado de forma después de haber conquistado su tercera Copa del Rey consecutiva el pasado fin de semana en A Coruña.

El cansancio de la Copa se quedó en el avión. Los pupilos de Pablo Laso se olvidaron del esfuerzo de hace sólo cuatro días y materializaron una victoria de enjundia. Hasta la fecha, los alemanas habían ganado en seis de sus siete encuentros como locales. Este jueves, el Madrid jugó un gran partido y dio un paso al frente en Europa.

Pese al juego coral merengue, recordando alguno de sus mejores momentos del pasado curso --el de todos los títulos-- el choque se decidió en un tapón de Gustavo Ayón en la penúltima jugada del partido. El mexicano, MVP de la Copa, frenó a Wannamaker y permitió el quinto triunfo en el 'Top 16' de los actuales campeones. En la fiesta anotadora, Llull (21 puntos) y Reyes (18) se pusieron las medallas.

El 'playmaker' menorquín lo logró gracias a un prodigioso 6/8 en triples y el incansable capitán también merced a un buen porcentaje desde el perímetro (3/4). Un valor capital para los merengues, que no comenzaron cómo su técnico habría imaginado. Un parcial de 10-0 sirvió como calmante para los de Laso hasta que Llull despertó el letargo de su muñeca.

Ambos, junto a la dupla formada por Ayón y Lima --ya inscrito en Euroliga-- fueron forjando la remontada capitalina hasta culminarla mediado el segundo acto. El Real Madrid se gustó y mejoró sus guarismos en los minutos previos al descanso. Carroll desenfundó desde la línea de 6,75 y todo parecía encaminado.

MILLER PUSO LA INTRIGA

Pero nada fue como guionizaron los blancos. La respuesta del campeón alemán fue incontestable gracias a los triples de Darius Miller -hasta tres seguidos- y al pequeño cortocircuito de los madridistas, que dejaron dilapidar una renta más que suculenta (47-57). Zisis prolongó la igualdad cuando no había más tutía.

A los de Andrea Trinchieri, líderes destacados de la Bundesliga, les tembló el pulso en los últimos minutos, cuando la moneda estaba por caer. El Madrid dio el último empujón, apoyado en dos grandes defensas, y cerró un triunfo que podría ser fundamental para sacar el billete a cuartos. De momento, la fiesta de A Coruña ha durado cuatro días más.