El Real Madrid comienza la temporada con contundencia

Bale, autor de dos goles, junto a Morata

Un doblete de Bale guía la victoria en Anoeta que comprueba la calidad de Asensio. 

 

FICHA TÉCNICA.

REAL SOCIEDAD: Rulli; Zaldúa, Mikel González (Vela, min. 79), Íñigo Martínez, Yuri; Markel Bergara, Illarramendi, Concha (William José, min. 56), Zurutuza, Oyarzábal; Juanmi (Xabi Prieto, min. 72).

REAL MADRID: Casilla; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Isco, min. 72), Kovacic; Asensio (Lucas Vázquez, min. 66), Bale, Morata (James, min. 77).

GOLES.

0-1. Min.2, Bale.

0-2. Min.40, Asensio.

0-3, Min.94, Bale.

ÁRBITRO: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a Oyarzábal (min. 37), Zaldúa (min. 68) y Yuri (min. 87) por la Real Sociedad y Casemiro (min. 50), Morata (min. 53) y Ramos (min. 87) en el Real Madrid.

ESTADIO: Anoeta.

INCIDENCIAS: Maialen Chourraut y Richard Oribe recibieron la Insignia de Oro y Brillantes y realizaron el saque de honor por sus méritos deportivos. También se homenajeó en el minuto nueve de encuentro a Dalian Atkinson, recientemente fallecido, por su militancia en la Real Sociedad en la temporada 1990-1991.
 

El Real Madrid se impuso este domingo a la Real Sociedad (0-3) en Anoeta en la primera jornada de LaLiga Santander, en un encuentro dominado por los blancos y marcado por el tempranero tanto de un Gareth Bale que marcó un doblete.

Pese a las ausencias de algunas de sus piezas claves del año pasado, el equipo madridista salió airoso de esta siempre incómoda visita con bastante autoridad, gracias al acierto del galés, en buena forma pese al poco rodaje, y de un Marco Asensio que volvió a aprovechar su oportunidad con otro gol de bella factura.

Los de Zinedine Zidane mostraron su superioridad desde el arranque. Bale abrió el marcador a los pocos segundos de partido con un potente cabezazo y lo cerró en el descuento en un mano a mano con Rulli, un doblete que supuso la quinta diana del galés en cuatro visitas a San Sebastián.

El galés volvió a coger el timón del equipo madrileño ante la ausencia de Cristiano Ronaldo, y marcó el tanto inicial con el que el cuadro merengue se sintió cómodo sobre el terreno. El equipo madridista aprovechó la fragilidad defensiva de los de Eusebio Sacristán, que ni presionaban con efectividad, ni lograban cerrar los espacios a su espalda.

Al borde del descanso, Marco Asensio, que debutaba en partido de liga con el Real Madrid, sentenció el duelo con un bonito gol, subiendo el 0-2 al marcador. El internacional español, que aprovechó la ausencia de habituales en el once como el propio Cristiano, Benzema y Modric, realizó un buen control y batió a Rulli con una vaselina.

Minutos antes, Illarramendi, viejo conocido blanco, dispuso de la ocasión más peligrosa para los guipuzcoanos. El centrocampista se quedó solo frente a Kiko Casilla y eligió mal, desaprovechando la única clara de su equipo.

LA REAL LO INTENTA CON LOS CAMBIOS

Si Asensio volvió a brillar con su tanto, como ya hizo en la Supercopa de Europa, no fue menos Álvaro Morata. El canterano blanco mostró variedad de recursos y fue un incordio constante para la defensa 'txuri urdin' gracias a su potencia y su juego de espaldas.

Además, Carvajal y Marcelo llevaban peligro desde las bandas. Sin embargo, con el paso de los minutos los de Zidane fueron perdiendo fuerza. El guardameta Rulli evitaba una mayor ventaja madridista, mientras que la Real Sociedad crecía ligeramente con los cambios.

A pesar de que el Real Madrid seguía llegando con más peligro, las modificaciones tácticas de Eusebio igualaron el tramo final de enfrentamiento, dando entrada a todo su arsenal ofensivo con el debut de William José y la presencia de Vela.

Los donostiarras empujaron con más ganas que acierto, pero fue insuficiente para obligar a participar a Kiko Casilla, que en ausencia de Keylor Navas no tuvo mucho trabajo y logró mantener la portería a cero. Tras un final trabado y tenso, el actual campeón de Europa aumentó el marcador con el segundo tanto de Bale para arrancar con éxito la andadura liguera, frente una Real Sociedad volcada al ataque.