El Real Madrid apela a Cristiano para no distraerse y presionar al Atlético

Benzema y Cristiano en el Real Madrid-Osasuna de Copa del Rey

El Real Madrid tratará de que su vital encuentro de vuelta del próximo martes en el Allianz Arena no le descentre en otro partido de mucha importancia y ante un rival teóricamente inferior, pero también necesitado como el Club Atlético OsasunA.

El conjunto de Carlo Ancelotti sabe que no tiene margen de fallo en su intento de seguir con opciones ligueras y que un despiste en forma de reserva de fuerzas para la 'batalla de Múnich' le puede costar caro, sin saber además si será clave para coger billete para Lisboa.

Por primera vez en mucho tiempo, el equipo madridista juega antes que sus dos rivales por la Liga BBVA, por lo que tiene el acicate de sumar los tres puntos que, al tener aplazado su choque de la pasada jornada contra el Valladolid, no le igualarían con el Atlético, pero servirían de presión para el equipo 'colchonero' que tiene una siempre difícil salida a Mestalla, donde también puede pagar que su cabeza esté en Londres.

Con todo, el técnico italiano ha reconocido que el esfuerzo del pasado miércoles ante los de Pep Guardiola les ha pasado factura, por lo que se auguran cambios para recibir a un Osasuna que ansía medirse a un rival con menos motivación para dar un paso importante hacia la salvación y que ya causó un quebradero de cabeza en la primera vuelta.

Sin embargo, la 'mala noticia' para los de Javi Gracia es que uno de los que no descansará será Cristiano Ronaldo, que debe afinar su condición para estar a punto para jugar contra el Bayern. El luso no juega en Liga BBVA desde el partido ante el Rayo Vallecano y estará motivado por marcar goles y abrir diferencia en el 'pichichi' con Diego Costa y Leo Messi.

En cambio, parece más dudoso que el de Madeira pueda compartir delantera con sus habituales compañeros. Benzema, en la rodilla, y Bale, por su gripe, andan 'tocados' y seguramente rotarán lo que confirmará en la titularidad a Isco y dará una oportunidad a Morata. Illarramendi también podría dar aire a Xabi Alonso o Modric, Varane sustituir a Pepe y Marcelo recuperar el lateral izquierdo en detrimento de la mejor versión de Coentrao.

Por su parte, el Club Atlético Osasuna llega con la intención de aprovechar todas las posibilidades que se le den, aunque el conjunto 'rojillo' tiene claro que el Santiago Bernabéu es una plaza difícil para arañar algo en su intento por salvarse.

El equipo navarro está tan solo tres puntos por encima del descenso y esa necesidad le puede hacer peligroso, aunque Gracia tendrá las bajas de dos jugadores importantes en el medio como Silva y Roberto Torres, sancionados. El partido de El Sadar, donde dominó a los blancos 2-0, le puede servir de guía a un equipo, que confía en ser fuerte atrás y en el 'olfato' de Oriol Riera, y que en enero perdió 2-0 en la Copa del Rey.

PARTIDOS CLAVE PARA GRANADA Y GETAFE

Por otro lado, en los partidos sabatinos de esta jornada 35, destacan los duelos entre equipos de la zona baja, entre ellos el Rayo Vallecano y el Málaga, prácticamente salvados, y que visitan a dos más acuciados como el Granada y el Getafe.

En Los Nuevos Cármenes, el conjunto franjirrojo quiere poner fin a cualquier posibilidad de complicarse la vida ante un equipo andaluz que se juega mucho más por los 37 puntos que ostenta en su casillero actualmente.

Los de Lucas Alcaraz buscan imponer su condición de local para sumar un triunfo que daría algo de oxígeno, avalados por haber sumado en seis de los ocho partidos (cinco victorias y un empate), mientras que los de Paco Jémez pretender seguir alargando su óptimo momento (una derrota en sus últimos nueve encuentros) para soñar con los diez primeros.

En el Coliseo Alfonso Pérez, el necesitado Getafe recibe al más relajado Málaga, que con 41 puntos está virtualmente salvado. Los de Cosmin Contra, antepenúltimos con 32, tienen un calendario muy complicado con visita al Camp Nou y choque ante el Sevilla, por lo que su margen de fallo es mínimo.

Los 'azulones' no han sabido dar continuidad a la brillante victoria en Mestalla, sumando tan sólo un punto de los últimos seis y sin ni siquiera poder marcar algún gol, una faceta a mejorar ante un rival con fortaleza atrás y dirigido por un extécnico como Bernd Schuster, que busca más puntos para optar al 'top 10', lo que supondría la renovación automática de su contrato.

Finalmente, el sábado se completa con el partido en el Benito Villamarín donde se podría consumar el descenso del Betis a la Liga Adelante, que podría saltar al terreno de juego para enfrentarse a la Real Sociedad ya sin opciones de salvación.

Así, si el Getafe gana, el conjunto verdiblanco descendería hiciese lo que hiciese ante los de Jagoba Arrasate, y el getafense empate, lo haría si no lograse ganar, por lo que la situación es acuciante y en la propia entidad se da casi por hecho que el año próximo no estarán en la elite, aunque querrán aliviar a una afición, donde hay un sector bastante enfadado con los suyos, con un triunfo que tampoco podría servirles dependiendo de lo que hagan Almería y Valladolid, este último además con un partido menos.

Intentando sacar partido de la urgencia o del estado anímico de su rival estará una Real Sociedad que de ganar aseguraría la plaza de Europa League y podría aspirar a la cuarta posición, según el resultado que se dé en San Mamés el domingo entre el Athletic, actual poseedor de esa plaza y contra el que jugaría en la penúltima jornada, y el Sevilla.