El Racc propone una tasa de alcohol 0 para conductores noveles y profesionales

Plantea que la multa de 1.000 euros para los positivos de alcohol sea solo para reincidentes


BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

El Racc quiere que la nueva Ley de Tráfico obligue a circular con una tasa 0 de alcoholemia a conductores noveles y profesionales y que las multas que prevé el Gobierno central en dicha ley de 1.000 euros para los positivos de alcohol solo lleguen a este importe en caso de reincidencia.

Así lo que explicado este lunes en un encuentro con periodistas el director de la Fundación Racc, Miquel Nadal, para quien el proyecto de Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial es "insuficiente, parcial y está mal enfocada". en el apartado de la lucha contra el consumo de alcohol en la conducción.

Según el Racc, la tendencia en el consumo de alcohol en la conducción ha mejorado mucho en la década del 2000, pero en los últimos años la mejora se ha estabilizado y hay margen de mejora en comparación con otros países, por lo que no creen que la solución sea un aumento generalista de 500 a 1.000 euros de la multa, sino medidas "más enfocadas y selectivas".

Según datos del Instituto Nacional de Toxicología, un 35,1% de los conductores muertos en accidente de tráfico dieron positivo en alcohol, un 13,5% en psicofármacos y un 12,7% en drogas, por lo que según el Racc el alcohol "es el más preocupante", aunque considera que también tienen un problema con las drogas y psicofármacos.

De este modo, proponen que se llegue a los 1.000 euros para infractores reincidentes y para conductores que superen el límite de 1,2 gramos por litro de sangre, porque, según Nadal, una multa de 500 euros en el contexto actual "es muy disuasoria".

El responsable del Racc también quiere estudiar "selectivamente" los 'autolocks' --sistema que bloquea el vehículo si el conductor da positivo a un alcoholímetro-- en vehículos de transporte colectivo de personas y de mercancías, en la línea de lo que propone el Parlamento Europeo.

Respecto al uso del casco para los ciclistas, el Racc quiere que sea obligatorio en zona urbana para menores de 15 años pero no hasta los 18 como prevé el Gobierno central en su propuesta, porque, si bien están de acuerdo con la generalización del casco, no creen "que la obligación sea la mejor solución".

El principal argumento del Racc para mostrarse contrario a una prohibición más generalizada es que en la mayoría de países europeos el casco no es obligatorio o solamente lo es para menores de 16 ó 12 años, en función de los países.

Asimismo, el Racc insta al Gobierno y al Parlamento a que, en el plazo de seis meses, estudien "en detalle" la oportunidad de introducir un sistema de identificación de bicicletas (una matrícula o similar) y un seguro obligatorio, y que miren qué hacen otros países europeos.

Sobre esta propuesta, Nadal ha puntualizado que "está claro que la bicicleta cada día más es una realidad consolidada como medio de transporte en el ámbito urbano y esto merece una regulación".

VELOCIDAD A 130

El Racc considera que hay "un margen para que de forma selectiva" se pueda incrementar el límite de velocidad máxima a 130 kilómetros por hora en autopistas y autovías, tal como prevé el proyecto de ley, gracias a la mejora de las condiciones de seguridad del parque automovilístico en la última década.

"En ningún caso se debe interpretar que se abre la veda o que habrá barra libre", ha puntualizado Nadal, que ha explicado que para el Racc debe adoptarse siguiendo varios criterios fijos y variables, y que en Catalunya concretamente sería en pocos tramos.

Así, tendrán que ser tramos con un índice de accidentalidad bajo, con pocas curvas y buena visibilidad, con poco tráfico de camiones y con un buen estado de mantenimiento del asfalto, además de que, como criterios variables, contará la meteorología, la intensidad del tráfico y el horario (de noche hay menos visibilidad).