El RACC pide restringir a los reincidentes las multas de 1.000 euros por alcoholemia

Control de alcoholemia

Un informe del club de automovilistas recomienda que la multa pase de 500 a 1.000 euros solo para los que ya han sido multados por conducir bajo los efectos del alcohol y aplicarla también a los que superen los 1,20 gr/l, más del doble de lo permitido.

EL CASCO, OBLIGATORIO SOLO PARA LOS MENORES DE 15 AÑOS

 

Otra de las recomendaciones del informe del RACC se refiere al uso del casco en las bicicletas. La nueva ley de tráfico ha planteado que sea obligatorio en ciudad para los menores de 18 años y que siga siendo obligatorio su uso para todas las edades en vías interurbanas. El planteamiento de la medida ha generado protestas entre los colectivos ciclistas y en su informe el RACC viene a sumarse a las reticencias.

 

Según el club automovilista, debería ser obligatorio en ciudad solo para los menores de 15 años. Los argumentos es que implantar su uso en ciudad es un freno seguro a la introducción de las bicicletas en el tráfico como alternativa de movilidad, el escaso número de accidentes graves en ciudad y el hecho de que no es obligatorio en ningún país europeo, salvo Finlandia y Eslovenia.

El RACC ha dado a conocer un informe en el que plantea algunas observaciones sobre algunos artículos conocidos de la futura ley de tráfico. Entre sus propuestas, matizar el aumento de la cuantía de las multas por conducir bajo los efectos del alcohol y los nuevos límites de velocidad en autovía y en ciudad. 

 

Sobre la cuestión de las alcoholemias, el RACC pide más dureza con los colectivos más sensibles. Así, pide implantar una tasa cero de alcoholemia para los conductores noveles (hasta dos años de carné) y para los profesionales del transporte. Esta es una de las medidas que ha pedido el Parlamento Europeo repetidamente y varios países europeos ya la están aplicando. Además, añade que habría que estudiar la obligación de instalar sistemas que bloquean el vehículo si se accede bebido.

 

Además, plantea limitaciones al cambio en la cuantía de las multas. Tráfico ha planteado multiplicar por dos, de 500 a 1.000 euros, la multa por conducir bajo los efectos del alcohol, pero el RACC cree que hay que acotar este cambio. En primer lugar, plantea que se multe con mil euros a los reincidentes, aquellos conductores que hayan sido multados por conducir bebidos en los últimos tres años. Y también doblar la multa para los no reincidentes, pero que superen la tasa de 1,20 gr/l, que es más del doble del límite actual de 0,50 gr/l.; para el resto, plantean mantener las multas de 500 euros.

 

El argumento es que la mayor parte de los siniestros mortales vinculados con el alcohol se dan con tasas muy elevadas (por encima de los 2,0 gr/l); además, pide seguir con las campañas de concienciación y reforzar los controles de alcoholemia porque se ha detectado un descenso de casos que no siempre está vinculado a la menor incidencia de casos de conducción bajo los efectos del alcohol: todavía una de cada tres muertos en carretera se producen con tasas ilegales de alcohol.